El entrenamiento sobre la meditación (‘mindfulness’) puede ayudar a los estudiantes en riesgo de problemas de salud mental, concluye un ensayo aleatorio controlado llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. Aunque la prevalencia de ansiedad y depresión entre los estudiantes de primer año es menor que la población general, aumenta durante su segundo año.

El número de estudiantes que accedió a los servicios de asesoramiento en Reino Unido creció un 50 por ciento entre 2010 y 2015, superando el crecimiento en el número de estudiantes durante el mismo periodo. Existe poco consenso sobre si los estudiantes sufren más trastornos mentales, son menos resilientes que en el pasado o si hay menos estigma asociado al acceso al apoyo. Independientemente, los servicios de apoyo de salud mental para los estudiantes son escasos.

Los últimos años ha habido un creciente interés en la atención plena, un medio para entrenar la atención con el propósito del bienestar mental centrado en la práctica de la meditación. Existe evidencia de que el entrenamiento de concienciación o atención plena puede mejorar los síntomas de problemas comunes de salud mental, como la ansiedad y la depresión. Sin embargo, hay poca evidencia sólida sobre la efectividad del entrenamiento ‘mindfulness’ para prevenir estos problemas en estudiantes universitarios.

“Dada la creciente demanda de servicios de salud mental para los estudiantes, queríamos ver si la atención plena podría ayudar a los alumnos a desarrollar estrategias de afrontamiento preventivas”, dice Géraldine Dufour, directora del Servicio de Orientación de la Universidad de Cambridge. Dufour es una de los autores de un estudio que se propuso probar la eficacia de ‘mindfulness’; cuyos resultados se publican en ‘The Lancet Public Health’.

En total, 616 estudiantes participaron en el estudio y fueron aleatorizados en dos grupos. A ambos grupos se les ofreció acceso a un soporte centralizado integral en el Servicio de Orientación de la Universidad de Cambridge, además del apoyo disponible de la universidad y sus facultades, y de los servicios de salud, incluido el Servicio Nacional de Salud.

A la mitad de la cohorte (309 estudiantes) también se les ofreció el curso ‘Mindfulness Skills for Students’, que consistió en ocho sesiones semanales cara a cara, basadas en el libro ‘Mindfulness: Una guía práctica para encontrar la paz en un mundo frenético’, adaptado para estudiantes universitarios. Se alentó a los alumnos a que también practicaran en casa, comenzando con meditaciones de ocho minutos, y aumentando a aproximadamente 15-25 minutos por día, así como otras prácticas de atención plena, como caminar y comer atentamente. A los estudiantes de la otra mitad de la cohorte, se les ofreció su entrenamiento de ‘mindfulness’ al año siguiente.

AYUDA A LIDIAR CON EL ESTRÉS ACUMULATIVO

Los investigadores evaluaron el impacto del entrenamiento de ‘mindfulness’ en el estrés (“angustia psicológica”) durante el periodo principal de los exámenes anuales en mayo y junio de 2016, las semanas más estresantes para la mayoría de los estudiantes. Lo midieron usando CORE-OM, una evaluación genérica utilizada en muchos servicios de asesoramiento.

El curso de ‘mindfulness’ llevó a puntuaciones de angustia más bajas después del curso y durante el término del examen en comparación con los estudiantes que solo recibieron el apoyo habitual. Los participantes de ‘mindfulnessm tenían un tercio de probabilidades menos que otros participantes de tener puntuaciones por encima de un umbral que comúnmente se considera que merece un apoyo de salud mental. Las puntuaciones de socorro para el grupo de ‘mindfulness’ durante el tiempo de examen cayeron por debajo de sus niveles de referencia (medidos al inicio del estudio, antes del tiempo de examen), mientras que los alumnos que recibieron el apoyo estándar se estresaron cada vez más a medida que avanzaba el año académico.

Los investigadores también analizaron otras medidas, como el bienestar declarado por los propios participantes y descubrieron que el entrenamiento de ‘mindfulness’ mejoraba el bienestar durante el periodo de examen en comparación con el soporte habitual.

“Hasta donde sabemos, éste es el estudio más sólido hasta la fecha para evaluar el entrenamiento de mindfulness para estudiantes y respalda estudios previos que sugieren que puede mejorar la salud mental y el bienestar durante periodos estresantes”, afirma la directora del estudio, Julieta Galante, del Departamento de Psiquiatría en Cambridge estudio.

“Los estudiantes que habían estado practicando ‘mindfulness’ tenían puntuaciones de angustia más bajas que sus niveles basales, incluso durante la época de exámenes, lo que sugiere que este tipo de meditación ayuda a desarrollar la resistencia contra el estrés”, añade. El equipo también analizó si la atención tenía algún efecto en los resultados de los exámenes; sin embargo, sus hallazgos no fueron concluyentes.

El profesor Peter Jones, también del Departamento de Psiquiatría, subraya: “La evidencia muestra que el entrenamiento de ‘mindfulness’ puede ayudar a las personas a lidiar con el estrés acumulativo. Aunque estos beneficios pueden ser similares a otros métodos preventivos, la atención plena podría ser un añadido útil a las intervenciones ya aportadas por los servicios de asesoramiento universitario. Parece ser popular, factible, aceptable y sin estigma”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.