El abogado Víctor Martorell, que representa al conductor que irrumpió en la plaza Major de Vic (Barcelona) y arremetió contra las cruces amarillas colocadas para pedir la libertad de los políticos soberanistas presos, ha negado que su cliente tuviera motivación ideológica y ha asegurado que está en tratamiento psicológico.

En declaraciones a Europa Press, Martorell, que en este caso es abogado de oficio, ha explicado que su cliente ha sido citado la mañana de este lunes en la comisaría de la Policía Local de Vic y se ha negado a declarar porque no estaba en condiciones: “Estaba hundido. No sabe explicar qué ha podido pasar”.

El letrado ha asegurado que el conductor no tuvo ninguna motivación de odio y ha rechazado “rotundamente” cualquier animadversión hacia el movimiento independentista.

Ha asegurado que el conductor, a quien le atribuyen un delito contra la seguridad del tráfico pero que se descarta que causara lesiones a nadie, tuvo un “impulso irresistible”.

Según Martorell, ahora están pendientes de que el juzgado le cite a declarar una vez se cierre el atestado policial, y entonces sí que prevé declarar, además de que le aportarán todos los informes médicos que acrediten su situación.

Sobre la voluntad del Ayuntamiento de Vic de personarse en la causa por un presunto delito de odio, el abogado ha expresado que quizás el consistorio no tiene a su disposición toda la información sobre esta persona.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.