El 42,1% de los conductores fallecidos en las carreteras españolas durante 2017 presentaron resultados positivos en alcohol, drogas y/o piscofármacos, según datos de la Memoria de Víctimas Mortales en Accidentes de Tráfico de 2017 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que ha analizado un total de 884 casos (651 conductores, 143 peatones y 90 acompañantes). El año pasado este porcentaje fue mayor (43%).

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, la mayoría de positivos (72,3%) corresponde a conductores que fallecieron a una edad entre los 25 y los 55 años. En relación al sexo, destaca que entre los fallecidos que han dado positivo a varias sustancias, por cada mujer conductora hay 11 conductores varones.

Igualmente, en el 66,42% de los casos con resultado positivo se detectó alcohol solo o asociado bien a drogas o psicofármacos. En el 37,59% se detectaron drogas de abuso solas o bien asociadas con alcohol y/o psicofármacos, mientras que en un 26,64% de las víctimas mortales se detectaron psicofármacos solos o asociados con alcohol y/o drogas.

Del total de conductores fallecidos con resultado positivo, el 75,82 presentó una tasa de alcohol superior a 1,2 g/l y el 49% superaba los 2 g/l, que correlaciona con estados de intoxicación plena. Estos porcentajes son significativamente más elevados que los de 2016.

La Memoria también revela que el alcohol estaba presente como única sustancia objetivada con capacidad para afectar las facultades para el manejo de vehículos en el 18,12% de los casos de conductores fallecidos, un total de 118.

De estos 118 casos, la mayoría eran hombres (94,9%) y únicamente seis eran mujeres (5,1%): cinco de coche y una de motocicleta. En todos los casos, las concentraciones de alcohol superaban los 0,3 g/l (tasa máxima permitida), el 78% superaban la concentración de 1,2 g/l y el 44% superaban la concentración de 2 g/l. Este último, según el Instituto, se “correlaciona inequívocamente con estados de intoxicación plena”. Dentro de los casos de monoconsumo de alcohol, el Instituto destaca la incidencia de siniestros en los que el vehículo es una motocicleta (30,5%).

LOS POSITIVOS POR COCAÍNA EN CONDUCTORES SE DUPLICAN

Con respecto a las drogas, el Instituto revela que estuvieron presentes como única sustancia que afecta a la conducción en 41 conductores que perdieron la vida (6,29%).

Las sustancias presentes con mayor frecuencia en este grupo han sido los derivados cannábicos, presentes en un 53,7%, seguidos por la cocaína en un 41,5% (doble al pasado año), las anfetaminas y opiáceos se encuentran presentes en un 2,4% (porcentaje bastante inferior al de 2016).

De los 41 casos de conductores fallecidos en los que ha sido detectada la presencia de una droga de abuso sin estar asociada a otras sustancias, únicamente dos fueron mujeres, dos jóvenes conductoras de un turismo.

Asimismo, se ha encontrado en 40 conductores que perdieron la vida en 2017 la presencia de fármacos psicotropos no asociados a otras sustancias (6,14%), una vez descartados aquellos en los que ha sido constatada una asistencia de urgencia tras el siniestro. De los 40 casos, 31 eran hombres (77,5%) y nueve mujeres (22,5%).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.