Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hombres que habían convertido una peluquería de Can Pastilla en uno de los puntos de venta de droga más activos de la zona.

El negocio era frecuentado por una elevado número de personas que, supuestamente, acudían a cortarse el pelo pero cuya intención real era adquirir sustancias estupefacientes.

Una situación que había provocado una gran cantidad de quejas vecinales y que llevó a la policía a iniciar una investigación en la que pronto quedó claro que “algo” pasaba en una peluquería en la que entraba multitud de gente y salían de nuevo sin la más mínima huella de haber requerido ningún servicio relacionado propiamente con una pelquería.

Este miércoles por la tarde se estableció un operativo policial en las inmediaciones de la misma observándose un gran trasiego de gente. Los policías decidieron entrar el local y se detuvo a dos hombres (de 26 y 36 años de edad) a los que se les incautó diversas cantidades de hachís y marihuana dispuestas para su venta, además de una gran cantidad de dinero.

El domicilio del responsable lo utilizaba como almacén, y la peluquería para hacer los pases de droga

Posteriormente se llevo a cabo el registro domiciliario del responsable de la peluquería, sito en la calle Murta de la barriada del Rafal Vell, incautándose importantes cantidades de hachís, marihuana y dinero puesto que el mismo era utilizado como almacén y deposito de las sustancias a las que posteriormente daba salida en la peluquería.

La cantidad total de hachís intervenido asciende a casi 17 kilogramos, 2 kilogramos de cogollos de Marihuana y unos 18.000 euros en efectivo.

Uno de los detenidos quedó en libertad con cargos y el principal pasará a disposición judicial en los próximos días

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.