Un hombre de nacionalidad alemana ha sido detenido esta madrugada después de propinar una paliza a un compatriota al que “pateó” incluso cuando ya estaba inconsciente en el suelo.

Los hechos han ocurrido sobre 2:00 horas, en la conocida como calle del jamón. Los policías fueron alertados por el personal de seguridad de un conocido local de la zona de que había un turista inconsciente en el suelo debido a una agresión y que tenían retenido al agresor.

Personados en el lugar, los agentes constataron los hechos y solicitaron la presencia urgente de una ambulancia ante la gravedad de las heridas mientras se procedía a la detención del agresor. El personal de seguridad, por su parte, relató que el detenido tuvo que ser sujetado por ellos mismos porque continuó “pateando” al herido incluso cuando este se hallaba inconsciente.

También ha habido cinco detenciones por diversos hurtos 

Además de la detención del súbdito alemán, esta madrugada han sido detenidas otras cinco personas por cometer diversos hurtos.

Así, a las 2:30, agentes de paisano -apoyados por patrullas uniformadas- han detenido a tres individuos de nacionalidad española (dos mujeres y un hombre) que son viejos conocidos de la policía. El grupo acababa de sustraer diversos efectos a una pareja de turistas que se encontraban en la playa valorados en unos 700 euros.

Poco después, sobre las 3:00 horas, otros agentes -también de paisano- presenciaron un hurto cometido por otros dos conocidos delincuentes, uno español y otro rumano, que suman entre ambos cerca de 40 detenciones.

Los policías comprobaron que los sospechosos se repartían las tareas: mientras uno vigilaba, el otro reptaba por la arena hasta acercarse a unas hamacas ocupadas por una pareja a quienes lograron sustraer efectos sin que se percataran de ello.

Tras cometer el hurto, ambos fueron interceptado por los policías, lográndose recuperar lo sustraído, cuyo valor rondaba los mil euros.

Según ha informado la Policía Nacional, los hurtos en la arena se suceden por la tarde-noche aprovechando que las víctimas están distraídas, bebidas o bañándose. Los delincuentes vigilan a sus objetivos y reptan por la arena hasta acercarse a ellos y poder hacerse con sus efectos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.