Un meticuloso trabajo por parte del personal de seguridad del Hospital de Son Espases ha permitido identificar y detener a un individuo que había hurtado grifos del citado centro.

Según ha podido saber Crónica Balear, los hurtos se venían produciendo desde hace semanas. El personal de seguridad visionó centenares de horas de grabaciones de cámaras de seguridad hasta localizar a un sospechoso que este martes fue pillado en el hospital in fraganti con diverso material encima.

La Policía Nacional se personó en Son Espases sobre las 17:30 horas después de ser requeridos por los vigilantes, quienes informaron que tenían a un individuo retenido y al que habían sorprendido sustrayendo grifos y tapones metálicos de sumidero de los baños, tanto públicos como de las habitaciones.

Siete grifos en una mochila  y ocho más en el coche

A la llegada de los agentes, registró la maleta que portaba y en la que había siete grifos de baño y once tapones. Acto seguido también se registró su vehículo y en el que se hallaron otros ocho grifos de baño más.

Así mismo, la investigación sigue abierta a fin de determinar si el individuo podría estar detrás de las sustracciones de grifos que se produjeron en el mes de enero y en el de junio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.