La Guardia Civil ha desarticulado un punto de distribución de sustancias anabolizantes y dopantes a consumidores finales de toda España, ubicado en Alhama de Murcia y que, presuntamente, distribuía sin control médico este tipo de sustancias a consumidores finales de todo el país.

La operación ‘Cueva Rubia’ se ha saldado con la detención de dos personas en dicha localidad, un hombre y una mujer, de 43 años y nacionalidad española, y la aprehensión de cerca de 25.000 dosis individuales de diferentes sustancias. Además, no se descarta que pueda encontrarse entre las mismas algún deportista profesional.

Los ahora detenidos, a los que se les atribuye la presunta autoría de delito contra la salud pública -tráfico de medicamentos y sustancias anabolizantes-, regentaban un negocio de venta de ropa que hacía las veces de tapadera para la recepción y distribución de las sustancias.

La Benemérita inició la operación cuando los agentes de la ODAIFI del Aeropuerto de Madrid-Barajas descubrieron unos paquetes sospechosos de contener medicamentos y sustancias, cuyo consumo está muy restringido y se encuentra bajo un riguroso control médico.

Los envíos tenían como destino final una tienda de ropa de Alhama de Murcia, por lo que se activaron los protocolos establecidos y los envíos fueron incautados por la Guardia Civil que inició los dispositivos previstos para este tipo de modalidad delictiva.

Al sospechar que el envío sospechoso no era casual ni tampoco el primero, los investigadores, además de efectuar las gestiones que habitualmente se llevan a cabo en estos casos, establecieron otros dispositivos más amplios encaminados a detectar si los destinatarios de los paquetes tenían una mayor infraestructura de la que se podía esperar.

Los guardias civiles confirmaron sus sospechas y que el negocio, de venta de ropa de trabajo, regentado por los ahora detenidos, era la tapadera ideal para llevar a cabo una actividad paralela de recepción y distribución de medicamentos y productos prohibidos sin control médico que les proporcionaba unos considerables beneficios económicos.

En el transcurso de la operación también se verificó que, además del local comercial, los investigados usaban su propio domicilio para llevar cabo su actividad delictiva.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil inició la fase de explotación de la operación. Previa autorización judicial se ha llevado a cabo la apertura de los envíos postales y la entrada y el registro del local comercial y de la vivienda donde residen los sospechosos, en los que se ha incautado cerca de 25.000 dosis (inyectables, ampollas y comprimidos/cápsulas) de medicamentos y sustancias anabolizantes, así como documentación relacionada sobre de la venta y distribución de los mismos.

Los agentes continúan con la investigación, evaluando y analizando la documentación incautada para tratar de identificar las personas que consumían este tipo de sustancias. Éstas son víctimas de los efectos secundarios de este tipo de consumo. Además, no se descarta que pueda encontrarse entre las mismas algún deportista profesional.

Las sustancias incautadas fundamentalmente se usan en los conocidos como “ciclos” y están encaminadas a conseguir ventajas físicas, por tanto también competitivas en algunos casos, pero que como contrapartida tras su ingesta provocan efectos secundarios de graves consecuencias para la salud humana, aún así sigue siendo habitual en determinados círculos de aficionados e incluso profesionales.

Los ahora arrestados, entre otras, comercializaban sustancias en diferentes presentaciones y marcas comerciales (inyectables, ampollas y capsulas/comprimidos), como Nandrolona, Clembuterol, Testosterona y Somatropina (hormona del crecimiento), todas ellas muy caras de conseguir. Esta última llega en algunos casos a comercializarse en el mercado negro a un precio de unos 350 euros cada dosis inyectable. También distribuían la afamada Viagra.

Las sustancias incautadas figuran como prohibidas en la Enmienda aprobada en París, el 28 de noviembre de 2016 al Anexo I, Lista de sustancias y métodos prohibidos de 2017, la Convención Internacional contra el dopaje en el deporte, hecha en París el 18 de noviembre de 2005. Su recuento e identificación ha llevado varios días de trabajo a los investigadores.

Estas sustancias, comercializadas en el circuito negro y sin control médico, por tanto fuera de las prescripciones para las que fueron creadas, además de producir un concreto riesgo para la salud de los consumidores, proporciona a sus vendedores unos cuantiosos beneficios, en este caso concreto, de modo aproximado, el valor de mercado de lo incautado puede llegar a alcanzar varios cientos de miles de euros.

De la investigación se desprende que la trama delictiva ahora desmantela tenía una proyección de ámbito nacional, ya que, presuntamente, distribuían sin ningún tipo de control médico a deportistas amateur de diversos puntos del país.

Durante el desarrollo de la operación, la Benemérita ha contado con la colaboración del Laboratorio de Sanidad de la Aduana del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez y de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

Los detenidos, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Totana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.