La mesa de contratación del concurso para renovar la flota de autobuses urbanos de Palma ha declarado por unanimidad desierto el concurso debido a que las tres ofertas presentadas incluyen aspectos contrarios a los pliegos.

En concreto, las tres ofertas contienen “observaciones o manifestaciones de los licitadores contrarias a los pliegos, y no pueden ser objeto de subsanación dado que esto supondría una modificación de la oferta que no cabe”, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Este hecho es, según la mesa, motivo suficiente para la exclusión de los licitadores que se hayan presentado. El acuerdo declarando desierto el concurso se presentará al Consejo de Administración del próximo jueves.

A partir de ese momento las tres empresas dispondrán de un plazo de 15 días para presentar posibles alegaciones a la exclusión. Una vez resueltas, en su defecto, se iniciará de nuevo el procedimiento de contratación con la nueva publicación de los pliegos del concurso, adaptados a la nueva ley de contratos del sector público.

La mesa de contratación ha recalcado que el hecho de presentar ofertas por los licitadores “debe considerarse como una aceptación de facto de estas condiciones”. “Los licitadores, mediante la presentación de ofertas, aceptan plena e íntegramente, sin condicionamiento ni limitación de ninguna clase, todas y cada una de las prescripciones contenidas en los pliegos”, señalan en el dictamen.

Según el director de la EMT Palma, Mateu Marcús, se trata de un “contratiempo que retrasa un poco más la llegada de los nuevos autobuses”, pero que “en ningún caso para el proceso”. “La renovación de la flota de autobuses es imparable y se producirá el primer semestre del 2019”, ha apuntado.

Marcús ha indicado que la decisión de declarar desierto el concurso “ha sido muy estudiada y analizada tanto por servicios jurídicos internos como a través de informes de consultoría externa”.

“Tenemos que ser muy escrupulosos a la hora de adjudicar una renovación de la flota que supone un esfuerzo económico tan importante, y por lo tanto hacerlo con todas las garantías de legalidad. Es una cuestión de responsabilidad”, ha apostillado.

El consejo de administración de la EMT aprobó el pasado 30 de enero los pliegos de condiciones administrativas y técnicas para iniciar la renovación de la flota. La primera fase supondrá la adquisición de 95 buses nuevos por un valor de 30 millones de euros.

Los vehículos nuevos estarán impulsados con gas natural y sustituirán a los modelos más antiguos de la flota actual, en la que el 53 por ciento de las unidades tiene entre 15 y 17 años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.