El pleno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este jueves de forma definitiva la ordenanza de ocupación de la vía pública y la zonificación turística.

Por otro lado, el pleno ha aprobado también la modificación de la ordenanza reguladora del uso cívico de espacios públicos y, por unanimidad, la ordenanza de transparencia, ambas de forma inicial.

Igualmente, ha aprobado la suspensión de licencias relativas a la regulación de usos en las zonas peatonales de la plaza del Banc de s’Oli y la calle Velázquez.

ORDENANZA DE TERRAZAS

Según la regidora de Función Pública y Gobierno Interior, Aurora Jhardi, la ordenanza de ocupación de la vía pública pretende “dar cobertura a todas las posturas”.

En declaraciones a los medios, Jhardi ha señalado que con la ordenanza han buscado “llegar a situaciones más equilibradas” y “apostar por la reducción de la ocupación de la vía pública” en “zonas que sufren una sobreocupación”.

“Tenemos plazas que son un verdadero bar, que han dejado de ser una plaza para convertirse en un bar exclusivamente”, ha declarado la regidora.

La regidora ha confiado en que el equipo de gobierno municipal ha “llegado a las decisiones más equilibradas y que dan respuesta a todos los sectores implicados en las mesas de trabajo”.

ZONIFICACIÓN DEL ALQUILER TURÍSTICO

Por otro lado, el pleno ha aprobado la modificación de los usos de establecimientos turísticos y albergues y la zonificación del alquiler vacacional.

Según el regidor de Urbanismo, José Hila, las dos iniciativas “buscan lo mismo”, conseguir que la oferta turística “sea sostenible en el tiempo” y favorecer el acceso de los residentes a la vivienda.

“Queremos vivir del turismo y generar empleo durante muchos años, y para eso hay que tomar medidas”, ha dicho Hila, que también ha abogado por apostar por la “calidad” del turismo.

La regulación prohíbe el alquiler vacacional en pisos, una medida que según Cort “favorecerá que puedan ponerse en el mercado para residentes”, de forma que “no compita un alquiler para un residente con uno turístico, porque siempre ganará el turístico”.

También se limita la creación de nuevos hoteles en el centro, de forma que sólo se permitirán pequeños establecimientos y “nunca eliminando viviendas que haya en su lugar”.

Hila ha defendido que son “medidas equilibradas” ya que “se podrá seguir creciendo” pero en menor medida, “no como hasta ahora que cada año se duplicaban el número de solicitudes”. “No se puede crecer infinitamente”, ha subrayado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.