La sala de fiestas ‘Heaven’ en Punta Ballena (Magaluf) ha sido cerrada ante las graves deficiencias de seguridad detectadas tras una inspección de la Policía Local del Calvià.

Además, se pudo comprobar que el local tampoco cuenta con las autorizaciones sectoriales correspondientes y había reconvertido un almacén en una especie de habitación reservada para trabajadores y clientes.

En cuanto a las deficiencias de seguridad detectadas, se han indicado las siguientes: la falta de salida de emergencia practicable, el hecho de que la boca de incendios no tenía presión suficiente, de que no funcionaba la central de alarmas, que uno de los extintores estaba caducado, que apenas tenía alumbrado de emergencia y que se habían realizado conexiones eléctricas que no garantizan la seguridad del local.

Además, los inspectores de la Policía Local comprobaron que en la sala de climatización existía una puerta de madera que comunica con el edificio residencial “Apolo” y
que no cuenta con las debidas medidas de seguridad contra incendios, por lo que el fuego
se podría propagar fácilmente. A ello hay que añadir que solo se ha podido localizar un
detector contra incendios que, además, está desconectado.

En agosto del año pasado, la Policía Local de Calvià clausuró cinco burdeles que
funcionaban en los bajos del Edificio “Apolo” por no atender a la licencia de actividad por la
cual estaban dados de alta.

La Comunidad de Vecinos de este edificio, situado en el nº11 de la calle Punta Ballena, ha reiterado al Ayuntamiento sus quejas por vivir en una situación de inseguridad generalizada y por la captación de clientes de prostitución en las zonas comunes del edificio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.