FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE BÁDMINTON

La jugadora de bádminton Carolina Marín se alegra de ver cómo su deporte se ha puesto “en el mapa” tras los recientes éxitos cosechados en Europeos, Mundiales y los Juegos de Río, aunque considera que “todavía queda mucho por recorrer”, así como tiene claro que lo “más importante” es que se acabe “reconociendo” el bádminton y no la figura individual de la onubense.

“Para mí, lo más importante es que se reconozca a mi deporte, el bádminton, y no que se acabe reconociendo solo a Carolina Marín. Yo también valoro que la gente me agradezca los valores que yo muestro en la pista, esa es una de las cosas que más me importa”, señaló Carolina en una entrevista para Europa Press antes de partir hacia el Mundial de China donde este martes debutó con triunfo.

Después de cuatro Europeos consecutivos, dos Mundiales y el oro en los Juegos Olímpicos de 2016, a la onubense le queda poco por demostrar para igualarse a otras grandes figuras del deporte nacional como el tenista Rafa Nadal o la nadadora Mireia Belmonte, aunque no quiso sentirse “a la altura de esos deportistas” y sí abogó por una mayor exposición a su disciplina.

“Sí hay una mejoría porque a día de hoy el bádminton lo hemos puesto en el mapa en España, cosa que hace mucho ni se hablaba ni existía, pero todavía queda mucho por recorrer. Ojalá que, junto a la federación, podamos potenciarlo más”, confió.

Carolina Marín no es capaz de detectar “qué es lo que falta” para encontrar una “solución”, pero sí aseguró que los deportistas no pueden dar “más”. “Estamos dando todo el esfuerzo que tenemos aquí, en estas cuatro paredes, y lo demostramos en las competiciones ganando medallas. No sé si es más parte de los medios que nos hagan mucho más visibles, que no se olviden de estos deportes minoritarios en España”, comentó.

Sin embargo, esta atención sí se vio en los anteriores Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, algo lógico para la deportista ya que este evento es el que “más atrae la atención”. “De repente, todos los deportes menos conocidos, durante tres semanas, se hacen muy populares, pero cuando pasan esas semanas, otra vez vuelven al hoyo”, lamentó la campeona europea, quien pidió que, una vez concluyan los Juegos, “se siga el proceso de seguir llamando la atención”.

“LA PARTE MENTAL ES UNO DE MIS PUNTOS FUERTES”

Por otro lado, Carolina Marín resaltó las “cuatro claves” para tener éxito en este deporte, cuatro aspectos que deberán ser trabajados de manera “muy igualada” durante la preparación. En el apartado físico, recalcó que el bádminton es un deporte “muy lesivo”. “Tienes que prevenir cada una de las posibles lesiones que podrías tener en tu cuerpo”, aseguró.

“Te puedes lesionar de cualquier zona, es muy agresivo, muy explosivo, con muchas frenadas y con todos los saltos y sus amortiguaciones. La gente se cree que es una tontería, pensando que es solo una ‘plumita’ que va a volando, pero de eso nada”, añadió Carolina, quien recordó cómo los aficionados en el pasado Europeo de Huelva “alucinaban en colores” viendo la “rapidez” con la que se juega.

Además, la onubense resaltó la “parte mental”, aspecto que es uno de los “puntos fuertes” de la española, y sin olvidarse de la “técnica y la táctica de juego”, los otros dos elementos que permiten desarrollar un juego completo y, “sobre todo, si quieres ganar algo grande”.

Finalmente, la tetracampeona europea valoró la importancia de estudiar a las rivales, equilibrado con el estilo de juego de una misma. “Yo tengo a uno de mis tres entrenadores que es el que hace más análisis de las rivales, y una vez que vamos a los torneos, es cuando me siento con ellos y vemos qué estrategia vamos a implantar en la pista”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.