El tenor ibicenco Carlos Tur ha anunciado que no va a presentar una demanda contra el Consell de Ibiza por el veto que, según denunció el artista, le impuso la institución el pasado mayo.

En un comunicado, Tur ha aclarado que no va a exigir el importe del recital contratado, sino sólo el coste de los vuelos a Ibiza, un total de 61 euros. El artista ha tomado esta decisión “para que los ciudadanos de Ibiza no sufran económicamente las malas prácticas del PSOE”.

Según ha asegurado, el artista fue vetado por el Consell de Ibiza en mayo, en el acto conmemorativo del Día de Europa tras lanzar unas críticas a la gestión de los socialistas ibicencos.

Tras analizar jurídicamente la viabilidad de una demanda por incumplimiento de contrato contra el Consell, Tur ha explicado que, junto a su letrado, ha concluido que “existen claros visos de ganar dicha demanda”.

A pesar de ello, ha aclarado, los efectos de ganar la demanda supondrían un desembolso económico por parte del Consell y, por lo tanto, “un perjuicio para el contribuyente”. Tur ha reiterado que no tenía “ningún interés económico” en este caso, sino que es una “cuestión de dignidad personal”.

Según ha añadido, el Consell le ofreció abonarle el importe íntegro del recital más los gastos de desplazamiento desde Milán, así como contratos posteriores, aunque el tenor renunció a todo.

Para el artista, la cuestión “queda zanjada definitivamente”, destacando que los ibicencos “no sufrirán un perjuicio económico que no les es imputable”. También ha deseado que “jamás una administración pública vuelva a vetar artistas por sus opiniones políticas”.

Finalmente, ha dejado claro que no aceptará ninguna oferta por parte del Consell mientras gobierne el equipo de Vicent Torres.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.