El Ayuntamiento de Calvià ha asegurado que durante este año realizará “una acción especial” destinada a identificar a los responsables de realizar vertidos de los residuos procedentes del interior de los locales de ocio de la zona de Punta Ballena directamente a la vía pública.

Así lo ha informado este martes un comunicado de la empresa de limpieza Calvià 2000, que detalla que en la zona se vierte una gran acumulación de residuos plásticos y orgánicos a primera hora de la mañana.

La empresa destina a diario un equipo de 23 operarios a las calles Punta Ballena, Martí Ros y adyacentes, que realizan su tarea entre las 06.00 y las 10.00 horas, llegando a recoger del suelo 500 kilos diarios de residuos.

Además de la limpieza diaria de la vía pública, en algunas zonas, especialmente en Torrenova, Avenida Magaluf y Avenida Oliveres, se actúa con frecuencia “para limpiar y clorar los sumideros de aguas pluviales”, dado que “suelen quedar casi atascados debido a la presencia de residuos plásticos y orgánicos”, provocando “la fermentación y consecuentemente la emisión de
malos olores”.

Para solventar el problema, se han realizado actuaciones de choque mediante la introducción de agua a presión con un camión cisterna, recogiéndose luego este flujo en tramos inferiores con otro vehículo aspirador.

Además, han tenido lugar otros trabajos destinados a combatir el problema de los malos olores, como comprobar la ausencia de atascos en el alcantarillado y sellar sus tapas, acreditar que no hay introducción de fecales u otros problemas en las tuberías de pluviales mediante el uso de una cámara, e instalar un codo invertido en la salida de la tubería de pluviales para reducir la salida de aire por los sumideros.

También se han instalado “en puntos críticos de la red de pluviales” válvulas antirretorno especiales para evitar que se produzca el ‘efecto chimenea’, provocando la emisión de olores procedentes de la red a través de las acometidas de pluviales.

Por último, se ha implantado un sistema biológico para desodorización y reducción de acumulación de grasas en varias estaciones de impulsión de primera línea. Se ha elegido el sistema basado en la dosificación de agentes biológicos dentro de las fosas de impulsión de aguas residuales.

La empresa también ha aclarado que se trata de un “sistema ecológicamente sostenible”, sin adición de productos químicos ni generación de derivados desechables, pues “no producen afección del medio ambiente ni generación de residuos no reciclables”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.