Foto: Reuters

El ministro de Seguridad de Bosnia y Herzegovina, Dragan Mektic, ha afirmado este miércoles que buscará introducir cambios legislativos para permitir el despliegue del Ejército en la frontera para impedir la entrada de migrantes en el país en su ruta hacia la Unión Europea (UE).

Cientos de miles de migrantes han atravesado los Balcanes en su camino hacia la UE, muchos de ellos sin cruzar por territorio bosnio. Sin embargo, el país hace ahora frente a los intentos de cerca de 5.000 personas de entrar desde Croacia para seguir su recorrido.

Asimismo, alrededor de 9.000 migrantes han entrado en Bosnia desde Serbia y Montenegro en lo que va de 2018, incluidos unos 3.000 en el último mes.

“Planeo iniciar cambios legislativos que permitirán el despliegue del Ejército para la protección de las fronteras”, ha dicho Mektic, quien ha recalcado que el país se ha convertido “en un daño colateral de un problema europeo”.

“No permitiremos que el país se convierta en un ‘hotspot’. La UE ha fallado en esta prueba y ha permitido que criminales y traficantes de personas gestionen el proceso, en lugar de sus propias instituciones”, ha criticado.

Asimismo, ha expresado su deseo de que la Comisión Europea redacte pronto el texto de un acuerdo que permita el despliegue de oficiales del Frontex en el país para ayudar a Sarajevo a combatir la migración y el crimen organizado.

Bosnia y Herzegovina cuenta con sólo dos centros de asilo y refugiados y el país, que aspira a entrar en la UE, se encuentra bajo presión para intentar acomodar a los migrantes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.