La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha declarado este martes, en relación a la elección de Pablo Casado como nuevo presidente del PP, que “parece ser que ha ganado la extrema derecha dentro del PP” y “eso no es una buena noticia”.

Así se ha expresado Armengol en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, en la que ha manifestado que “desearía una oposición constructiva” por parte del PP tanto en Baleares como en la política nacional. “Pero del PP espero pocas cosas”, ha añadido la presidenta del Govern balear.

Según la presidenta, la posición de Casado sobre la senda de déficit “es una mala noticia para los ciudadanos”, ya que “se ha conseguido de Europa” una flexibilización que supone más de 5.000 millones de euros, “más de la mitad para las comunidades autónomas”.

Así, Armengol ha tildado de “surrealista” que “el PP diga que no a la senda que permite Europa”, y entiende que constituye “una oposición destructiva que va en contra de la ciudadanía”.

“Espero que eso varíe”, ha dicho Armengol que no ve “lógico” que el PP “haga este tipo de oposición” cuando “dice que quiere ser un partido de Gobierno”.

Además, Armengol ha alertado de que en los presupuestos del año que viene, “si el PP no permite esta flexibilización”, los pensionistas de Baleares “seguirán padeciendo esta situación de dificultad”. “Por eso no es normal la posición que está manteniendo el PP”, ha insistido.

Por otro lado, durante la entrevista Armengol ha insistido en que el Govern no está “en contra del turismo, sino todo lo contrario”, y se ha comprometido a continuar “trabajando intensamente para conseguir el Régimen Especial para Baleares”, para lo que es necesaria la “implicación del Gobierno de España”. “Por nosotros no quedará”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.