McLaren

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) ha calificado como “inesperados” sus tres puntos logrados este domingo en el Gran Premio de Austria de Fórmula 1, donde su octavo puesto se ha fraguado tras una carrera en la que el resto de escuderías “empezó a tener problemas con el ‘blistering'” mientras los neumáticos de su coche no han sufrido tal problema.

“Ha sido una carrera no exenta de dificultades, sobre todo al principio, cuando todo está lleno de coches y está todo totalmente obstaculizado. Después del ‘pit-stop’, la gente empezó a tener problemas con el ‘blistering’ en las ruedas traseras y nosotros no; y gracias a eso, empezamos a remontar”, aseguró Alonso ante los micrófonos de Movistar Plus desde el circuito de Spielberg.

“Trabajo entregado, que es lo que le dije en la radio a los ingenieros, como si fuera un repartidor. He ido a por los puntos y se los he conseguido entregar a los compañeros. Puntos inesperados, aunque los de Bakú fueron aún peores”, comentó el piloto asturiano.

Alonso también explicó que por momentos había corrido “a ciegas”, por varias modificaciones realizadas en su coche. “Utilizamos un ala del año pasado y la pusimos, y no sabíamos qué ángulo poner al ‘flap’. Nunca habíamos rodado con este ala y salimos a la carrera a ciegas, a ver cómo iba el coche; pero con tanto tráfico no podía hacer nada”, afirmó.

Así, el piloto de McLaren resumió su estrategia para efectuar algunos adelantamientos. “Había pocas oportunidades de adelantar, a pesar de las tres zonas de ‘DRS’. Los neumáticos se sobrecalentaban mucho y había que tirarse sí o sí”, declaró finalmente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.