Foto: Reuters

Al menos 15 personas han muerto y otras 45 han resultado heridas a consecuncia de una avalancha de tierra sobre una mina de jade en el norte de Birmania, según han confirmado fuentes oficiales.

El desastre ha tenido lugar en la región minera de Hpakant, estado de Kachin, enormemente propensa a esta clase de tragedias porque la piedra no se encuentra a demasiada profundidad y los mineros, que generalmente trabajan por su cuenta y riesgo, e incluso bajo los efectos de la heroína, excavan directamente en las laderas, enfangadas e inestables.

La búsqueda de cadáveres ha terminado por hoy, con la caída de la noche, según ha confirmado el administrador de la región, Kyaw Swar Aung. “Hemos parado a las 17.30 y seguiremos mañana”, ha declarado el responsable.

En mayo fallecieron al menos 14 mineros en la misma zona, pero la tragedia más grave ocurrió en 2015, cuando otro deslizamiento acabó con las vidas de un centenar de personas.

No se descarta, sin embargo, que la cifra de muertos se dispare. Según el secretario de la gobernante Liga Nacional para la Democracia, se tiene constancia de que más de cien mineros se encontraban en el lugar en el momento del corrimiento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.