José Luis Ábalos
EP

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha apelado este martes a la responsabilidad de los taxistas para que desconvoquen en esta misma jornada los paros convocados en todo el país, “que nos permitan trabajar en el propósito que han provocado las movilizaciones y mantener diálogo y tranquilidad en el país”, toda vez que entiende que este conflicto “no lo tienen que asumir los ciudadanos”.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, el titular de Fomento ha apelado a la “conciencia cívica de quienes prestan un servicio público, que no son particulares sino personas que gozan de una licencia administrativa que les permite ejercer un servicio público y están llamados a una mayor responsabilidad que quienes no tienen ese servicio público que prestar”, por eso les ha reclamado que desconvoquen hoy mismo las movilizaciones y que continúe el diálogo para resolver esta situación.

Ábalos ha asegurado que ha escuchado “noticias esperanzadoras” sobre una posible desconvocatoria que “gustaría mucho” al Gobierno central, todo después de la reunión que se celebró ayer en el Ministerio con los taxistas, donde su departamento ha intentado de ejercer como mediador por su posición regulatoria, “una larga reunión para acercar posiciones en torno a lo que es el reequilibro en el transporte urbano entre los VTC y los taxis”.

Así, ha señalado que este es un problema que “viene de años” porque el sector del taxi “no ha visto que haya mejorado su posición y, a raíz de una iniciativa unilateral en Barcelona que invadía competencias, se ha activado este conflicto”, si bien ha matizado que “en el fondo lo que ocurre en una situación de escaso equilibro de acuerdo a las expectativas que 1/30 que se había venido hablando”.

De este modo, Ábalos ha explicado que la reunión de este lunes se desarrolló en “buen ambiente” y que las conclusiones que se extrajeron fueron “suficientes y buenas”, y que así se valoraron después del encuentro, según ha relatado.

No obstante, ha lamentado que la conclusión de la reunión no fue aprobar este propósito “que constituye una buena hoja de ruta, seria y en un plazo razonable, que alcanzaría hasta mitad de septiembre y que contemplaría, además de una disposición del Gobierno que se expresaría en el próximo Consejo de Ministros como voluntad política, también llevaría un marco regulatorio que equilibrara esta situación y una transferencia a las comunidades autónomas para que estas a su vez puedan acordar con los ayuntamientos según los casos”.

“Es un intento serio, merecemos una cierta confianza respecto a esa voluntad que fue bien recogida en la reunión”, ha agregado el titular de Fomento, que ha confiado en que haya acuerdo porque el texto resultante de la reunión “bien merece esa confianza” pues, como ha agregado, “no he oído mayor argumento que la confianza, no que la posición no fuera positiva”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.