La Patrulla Verde ha iniciado una campaña de inspección centrada en los locales comerciales a fin de comprobar el grado de cumplimiento de la legalidad vigente y sancionar las infracciones.

Por el momento, la Policía ha dado a conocer los resultados de la campaña en varios locales de ocio de Palma y se ha sabido, así, que una conocida discoteca ubicada en el Polígono de Can Valero ha vuelto a ser sancionada y podría acabar cerrando las puertas. El motivo, los reiterados incumplimientos horarios.

De hecho, en la última inspección, el local estaba abierto a las 7:45 horas cuando tenía la obligación de cerrar a las 5:00.

Por otro lado, las cocinas de un restaurante ubicado en la calle Sindicato, han sido también cerradas.

En este caso, el local (aunque funcionaba como restaurante) no podía cocinar al no tener permiso de salida de humos concedida. El restaurante debía, por ello, servir comida previamente cocinada.

Sin embargo, la inspección sirvió para comprobar que los dueños tenían las cocinas en funcionamiento, por lo que se procedió as u cierre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.