El director ejecutivo de UNICEF Comité Español, Javier Martos, alerta de que el 31,3% de los niños en España (2,61 millones) está en situación de pobreza relativa, “una cifra elevadísima” a la que esta organización plantea hacer frente con medidas “estructurales, no coyunturales”.

“La pobreza infantil sigue siendo un desafío y para que no quede fuera de los vaivenes políticos es necesario un pacto de Estado. Es una necesidad que hay que construir como sociedad para que nuestros niños estén atendidos adecuadamente”, ha subrayado Martos en declaraciones a Europa Press sobre la ‘Encuesta de Condiciones de Condiciones de Vida 2017.

El aumento de las prestaciones por hijo a cargo junto con las ayudas a familias monoparentales; la gratuidad del primer ciclo de Infantil de cero a tres años, como medida para la conciliación familiar y educativa, o la gratuidad total de los libros de texto son algunas de las propuestas de UNICEF para el corto plazo.

También ha destacado que las familias de colectivos vulnerables –inmigrantes y monoparentales– que estaban en riesgo de pobreza en España durante la crisis económica siguen en la misma situación e incluso han empeorado. “Aunque haya mejorado levemente la pobreza económica, los colectivos que estaban en riesgo en la crisis siguen siendo los afectados en época de bonanza”, ha aseverado

Martos ve “llamativo” que haya un 14,1% de personas que, pese a estar trabajando, se encuentran en situación de pobreza, una dato que, a su juicio, demuestra que el empleo no es el elemento principal para salir de una situación de dificultades, “como así aseguraban durante la crisis”.

En la misma línea, la Plataforma de Infancia señala en un comunicado que, aunque la cifra de menores de 18 años en riesgo de pobreza se ha reducido 1,6 puntos porcentuales, la cifra es “muy alta” y advierte de que siguen siendo los hogares de un adulto con uno o más niños dependientes los más afectados por el riesgo de pobreza y exclusión social, alcanzando cerca de la mitad de los mismos (47,9%).

La Plataforma sostiene que las personas extranjeras de fuera de la Unión Europea son las más afectadas por el riesgo de pobreza y exclusión social, duplicando la tasa de personas españolas en la misma situación (58,7% frente al 23,4%).

Asimismo, señala que el Pacto de Estado por la Infancia debe incluir entre otras medidas, una prestación económica directa de 100 euros al mes por cada niño o niña, condicionada a un límite de ingresos basado en los umbrales oficiales de pobreza; la oferta de plazas públicas de educación infantil de primer ciclo, con el objetivo de que España alcance en 2022 la media europea de cobertura pública, y aumente la escolarización entre las familias más vulnerables.

“La pobreza infantil solo puede combatirse con inversión y los niños han sido los más olvidados en los Presupuestos Generales del Estado de los últimos años. Es urgente dotar los planes de lucha contra la pobreza infantil del presupuesto necesario si no queremos ver cómo los niños y niñas más vulnerables siguen heredando la pobreza de sus hogares”, ha subrayado también el director general de Save The Children, Andrés Conde.

A raíz de la creación del Alto Comisionado para la Pobreza Infantil, esta ONG ha pedido en un comunicado que se pongan en marcha una serie de medidas, entre las que destaca precisamente mejorar la ‘Encuesta de Condiciones de Vida’ del INE, el principal instrumento estadístico para el estudio de la pobreza y la desigualdad, “ampliando la muestra y permitiendo un mejor seguimiento de las necesidades de la población y del impacto de las políticas sociales”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.