Foto: EUROPA PRESS

Un total de 75 de los 82 controladores de Baleares que están acusados de abandono del servicio por el caos aéreo de los días 3 y 4 de diciembre de 2010, han pactado este viernes en una vista previa al juicio que estarían dispuestos a aceptar los cargos y pagar una indemnización, según fuentes jurídicas cercanas al proceso, mientras que los siete restantes irán al juicio oral.

Esta mañana se ha celebrado en la Audiencia Provincial una vista a puerta cerrada para preparar el calendario del juicio a más de 80 controladores de Baleares por el caos aéreo de 2010, que arrancará el 8 de octubre y tendrá sesiones tanto en octubre como en diciembre, en el que se ha sondeado a la partes para ver cuántos estarían conformes con pactar una pena de abandono del servicio y pagar una indemnización.

El acuerdo sería muy similar al de Madrid, según explican las mismas fuentes, salvo que en este caso ha sido la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca la que ha decidido “sondear” a los controladores para saber quién estaría dispuesto a aceptar los cargos, y no la Fiscalía como en el caso de la causa en Madrid.

La Fiscalía exige en Baleares que el acuerdo sea unánime y que todos los acusados lo suscriban, pero desde el sindicato rechazan esta posición porque, aunque desean que se llegue a un acuerdo con todos, entienden que individualmente los acusados tienen derecho a no declararse culpables si así lo consideran.

CALENDARIO DEL JUICIO

En la vista –en la que también se ha fijado el 3 de diciembre como inicio del juicio oral– solo siete de los controladores han decidido no aceptar los cargos, por lo que siguiendo el acuerdo de conformidad parcial, serán los únicos que tendrán que declarar ante el juez y enfrentarse a los cargos presentados por la Fiscalía y por la acusación, entre la que se encuentra la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

El resto acudirán a los juzgados en turnos de ocho del 8 al 11 de octubre, para evitar colapsar los juzgados, y aceptarán formalmente el cargo de abandono de servicio y el pago de una indemnización, que variará caso a caso, siendo mayor para los considerados como “inductores”. El dinero de estas indemnizaciones será aportado por el fondo de 15 millones que ya preparó USCA en abril de este año.

El juicio propiamente dicho para los siete controladores inconformes comenzará la semana del 3 de diciembre y continuará los días 4 y 5 . Las siguientes sesiones se producirían el 10, 11, 12 y 13, y la última tanda se celebraría en la semana del 17 hasta el 22 de diciembre.

En febrero, USCA alcanzó un principio de acuerdo con la Fiscalía de Madrid por el que se comprometía a desembolsar cerca de 15 millones de euros en concepto de indemnización a los pasajeros afectados por el caos aéreo de diciembre de 2010, aceptado por 14 controladores, para evitar ir a juicio.

El caos aéreo de diciembre de 2010 afectó a unos 700.000 pasajeros y a más de 5.000 vuelos en toda España. Actualmente, solo quedan pendientes de resolución las causas abiertas contra los controladores en Madrid y Barcelona, de las 20 que se abrieron en diferentes juzgados de toda España ya archivadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.