“Os voy a matar a todos. Se donde vivís” fueron las palabras que un individuo, que acababa de ser detenido por la Policía Local de Palma tras dar un robo por el procedimiento del tirón, dirigió a sus víctimas y a los vecinos del inmueble donde se había refugiado en su huida.

Los hechos ocurrieron este domingo en Can Pastilla sobre las 23:45 horas, después de que el ladrón, Francisco de Borja A.R., de 32 años, procediera a realizar un tirón sobre una pareja que paseaba por la calle Dentol.

La pareja solicitó ayuda a una patrulla de la Policía Local que se encontraba por la zona a quienes explicaron que un motorista se había aproximado a ellos por detrás y le había robado un bolso a la mujer. Sin embargo, el tipo cayó al suelo tras dar el tirón y huyó del lugar corriendo.

Los agentes comenzaron entonces la búsqueda y fueron varios vecinos de la zona quienes fueron señalándoles el lugar por donde había pasado el tironero, lo que les condujo hasta el número 7 la calle de Pins, donde el hombre se había refugiado.

Los policías acabaron por localizar al delincuente en la tercera planta, escondido tras un mueble del rellano, y le comunicaron que estaba detenido. Sin embargo, la reacción del huido fue muy violenta y arremetió contra ambos agentes quienes fueron ayudados por un vecino para lograr reducirle.

Mientras tanto, la pareja víctima del robo se había acercado hasta el lugar y reconocieron de inmediato a su asaltante (de hecho, portaba encima un móvil propiedad de la mujer) quien acabó por mostrar donde se había desecho del bolso robado (tras un parterre cercano)

El detenido amenazó e insultó a las víctimas y a los vecinos congregados frente al inmueble: “Sois unos hijos de puta. Os voy a matar. Se donde vivís”. Amenazas que se extendieron también a los agentes de la autoridad.

También pudo comprobarse que la moto utilizada para dar el tirón no era de su propiedad y que carecía de permiso de circulación, aunque tampoco constaba denuncia alguna por robo.

Cuando se le preguntó al respecto, contestó que no se acordaba de quien le había dejado la moto. La Policía, por su parte, sospecha que la misma fue robada minutos antes de proceder a dar el tirón y que su legítimo propietario no había presentado aún una denuncia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.