Un turista se ha precipitado esta madrugada desde un segundo piso del hotel BH Mallorca en Magaluf.

El joven, de nacionalidad extranjera y 21 años de edad, yacía con diversas contusiones y fracturas de carácter grave junto a las instalaciones del citado hotel, situado en la Avenida de Las Palmeras, cuando ha sido localizado sobre las 3:00 horas.

De inmediato se han trasladado hasta el lugar dos ambulancias así como varias dotaciones de la Policía Local y de la Guardia Civil. El herido ha sido evacuado, en estado grave, hasta el Hospital de Son Espases mientras que la investigación ha quedado en manos de la Guardia Civil.

Según han explicado fuentes de la investigación a Crónica Balear, el joven se hallaba consciente en el momento de ser localizado aunque no ha podido dar una explicación coherente de lo ocurrido.

Las mismas fuentes han informado de que el herido desprendía un fuerte olor a alcohol y que la posición en la que se encontraba -así como el tipo de heridas que presentaba-, son las propias de quien se precipita. De hecho, los agentes creen que la caída ha sido desde un segundo piso.

El BH Mallorca registra varios graves sucesos en poco más de un mes

El hotel BH Mallorca lleva registrados varios graves sucesos en apenas algo más de un mes.

Así, el pasado 1 de mayo otro joven (de 25 años y nacionalidad inglesa) cayó desde un tercer piso del hotel mientras se hallaba en compañía de varias personas quienes intentaron en vano agarrarle.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la madrugada y el herido fue trasladado hasta un centro hospitalario con heridas de carácter grave.

Por otro lado, el 20 de mayo, un incendio en sus instalaciones que obligó a desalojar varias plantas y causó innumerables daños materiales.

En este caso, cuatro británicos acabaron siendo detenidos como sospechosos de haber causado el fuego que se inició en una de las habitaciones y se extendió con rapidez.

Al parecer, el grupo quiso gastar una broma a un amigo que dormía y no tuvieron otra idea que usar un mechero y un espray sobre los pies del que estaba en la cama, lo que acabó provocando el fuego.

Un centenar de personas tuvieron que ser desalojadas y los daños fueron superiores a los 200.000 euros.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.