El bebé de 14 meses que anoche se precipitó de forma accidental desde el balcón de un segundo piso en la localidad cántabra de Ampuero ha fallecido esta madrugada en el Hospital Valdecilla, adonde fue trasladado en estado grave.

Fuentes del centro hospitalario han confirmado a Europa Press la muerte del pequeño, así como el alcalde del municipio, Patricio Martínez, quien ha trasladado las condolencias del Ayuntamiento y de toda la localidad a la familia, de origen sudamericano pero residentes en el pueblo.

Según ha precisado el regidor a esta agencia, el fallecimiento se ha producido sobre las dos de la madrugada, unas cinco horas después del suceso -que tuvo lugar en torno a las nueve de la noche-. Ha agregado que tras la autopsia del cadáver se procederá a su incineración.

Martínez ha comentado que “simplemente” se trata de una caída “fortuita”, que ha desembocado en la muerte del bebé. “No se piensa en otra cuestión, ha sido un caso fortuito, desgraciado”, ha apuntado.

“Es una desgracia, algo que cala muy profundo en el pueblo”, ha insistido el alcalde, para trasladar de nuevo el pésame a los familiares y ofrecerles ayuda municipal.

“Estamos con la familia para pasar este trago”, ha manifestado, al tiempo que ha señalado que “desde el primer momento” de lo sucedido concejales del Consistorio han estado acompañado a los allegados a la víctima.

INVESTIGACIÓN

Por su parte, la Guardia Civil ha indicado a esta agencia que la Policía Judicial de Colindres ha abierto una investigación, y se está tomando declaración a familiares y testigos del suceso, aunque “todo apunta” a que se trata de un accidente.

“Es la hipótesis fundamental”, han manifestado fuentes de la Benemérita, que han precisado que en el momento de los hechos (a las 20.50 horas recibieron el aviso) el pequeño estaba acompañado.

SUCESO

El suceso trascendió anoche a través de un tuit del 061, que informaba de que un bebé había resultado herido grave tras precipitarse de forma accidental desde un segundo piso de una vivienda de Ampuero.

El organismo sanitario indicaba que el pequeño había sido evacuado en una ambulancia al Hospital Valdecilla, en concreto al servicio de Intensivos Pediátricos.

Así, tras el aviso, acudió al lugar una dotación de Soporte Vital Avanzado (SVA) del 061, que atendió al bebé, junto a efectivos del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Ampuero. Después de las maniobras de estabilización, el pequeño fue trasladado a Valdecilla con pronóstico grave.

Al lugar también acudieron, además de agentes de la Guardia Civil, efectivos de la Policía Local y apoyo psicosocial de Cruz Roja, han indicado desde el 112 Cantabria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.