Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha regresado de su histórico encuentro con el dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, satisfecho de los resultados alcanzados y ha celebrado que “ya no hay una amenaza nuclear” gracias a los compromisos suscritos el martes en Singapur.

“Un largo viaje, pero todos nos podemos sentir ahora mucho más seguros que el día que asumí el poder”, ha publicado Trump en su cuenta de Twitter, en la que ha calificado de “interesante y muy positiva” la “experiencia” de verse con Kim. “Corea del Norte tiene potencial para el futuro”, ha añadido.

Antes de llegar a la Casa Blanca, ha añadido, “la gente asumía que iba a haber una guerra con Corea del Norte”. Trump ha recordado a su predecesor, Barack Obama, cuando dijo que el país asiático era “el mayor y más peligroso problema” de Estados Unidos, pero “ya no más”.

Trump y Kim sellaron en Singapur una serie de compromisos que, aunque no incluyen detalles calendarios precisos, sí que abren la puerta a una desnuclearización de la península de Corea. Estados Unidos ha apuntado también la posible paralización de las maniobras militar conjuntas con Corea del Sur.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.