Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado este jueves que Corea del Norte ha destruido algunas de sus instalaciones para pruebas nucleares, dando así inicio a la “desnuclearización total” de la península de Corea, tal y como acordó con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en su histórico encuentro.

En una reunión de Gabinete en la Casa Blanca, Trump ha indicado que Corea del Norte “ha dejado de lanzar misiles, incluidos misiles balísticos” y ha destruido sus instalaciones para pruebas nucleares”: “De hecho ya han volado una de las más grandes, de las cuatro que tiene”.

“Lo importante”, ha subrayado, “es que habrá una desnuclearización total que ya ha comenzado”. De esta forma, ha confirmado lo anunciado el pasado 24 de mayo por las autoridades norcoreanas, según las cuales se han destruido las instalaciones de Punggye Ri, unos túneles usados para realizar ensayos atómicos.

En su cara a cara del pasado 12 de junio en Singapur, Trump y Kim firmaron un “amplio acuerdo” por el cual el régimen comunista “se compromete a trabajar hacia la completa desnuclearización”, así como hacia “un régimen de paz duradera y estable en la península de Corea”, ya que Norte y Sur siguen técnicamente en guerra.

Pyongyang también prometió “recuperar los restos de los prisioneros de guerra y los desaparecidos en combate, incluida la repatriación inmediata de aquellos ya identificados”. Trump ha anunciado en las últimas horas que han recibido los primeros cadáveres. “Ya han llegado unos 200”, ha precisado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.