El dispositivo de control de policías tutores y agentes de la Guardia Civil que ayer velaron para que la fiesta de fin de curso del Puerto de Alcudia transcurriera sin incidencias reseñables se saldó con un total de 65 actuaciones: 17 para menores con posible consumo de alcohol, 6 por retirada de envases de vidrios; 4 prestaciones de auxilio a menores por consumo abusivo de alcohol; 1 actuación por robo y hurto; 1 denuncia por consumo y tenencia de drogas y 2 actuaciones para jóvenes que salieron a la calle desde los locales de ocio con envases de vidrio. También se realizaron controles de alcholèmia y de los 34 conductores testados, sólo dos dieron positivo. Destaca el comportamiento de un joven de Búger que se encontró una cartera con 460 € y se la entregó a la policía local.

Estos agentes, que iban vestidos de paisano, patrullan conjuntamente con agentes de la Guardia Civil especializados en menores. Hay que recordar que este año los menores de 18 años se les podía retirar las bebidas alcohólicas a criterio de los agentes.

Además este año destaca el hecho de que se ha reducido considerablememnt el botellón que se hacía en la playa, gracias al trabajo preventivo que realizaron los policías tutor en las dos últimas semanas, con charlas a los jóvenes, reuniones informativas a los padres de FAPA Mallorca y las cartas enviadas desde Educación a todas las familias.

El operativo de 30 agentes, coordinado por el Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares (ISPIB), dependiente de la Dirección General de Emergencias e Interior del Gobierno, finalizó a las tres de la madrugada. Se trata del octavo plan de despliegue de policías tutores con motivo de esta fiesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.