El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles oficialmente a su Ejecutivo como “fiel reflejo” del movimiento feminista del 8 de marzo que, a su juicio, cambió España y como un equipo preparado para modernizar el país, “abierto al mundo, pero anclado en la UE”.

De ahí de que, por primera vez en España, el Gobierno tenga una mayoría de mujeres entre sus miembros, 11 de las 17 carteras, y con féminas llevando el peso de las carteras de principal peso económico.

En una declaración en el Palacio de la Moncloa en la que no ha admitido preguntas, Sánchez ha leído la lista con los miembros de su Gobierno, que había comunicado previamente al Rey en el Palacio de la Zarzuela.

A todos ellos les ha agradecido que hayan aceptado la oferta para entrar en su Gobierno, aun a costa de que eso suponga, en algunos casos, aparcar unas “prestigiosas carreras profesionales para servir a los ciudadanos”. “Ellas y ellos atesoran una acreditada preparación y una inquebrantable vocación de servicio público”, entendida como una etapa más de la vida profesional, no como una carrera en sí misma, ha advertido.

Representan, ha añadido, a una sociedad “altamente cualificada” como la española, que no pierde la esperanza de hacer de este país una nación más moderna y con niveles más altos de limpieza democrática.

El nuevo Ejecutivo, ha insistido, está “preparado para abordar la modernización de la economía”, la consolidación del ritmo de crecimiento económico, la lucha contra la desigualdad, la regeneración democrática y retos internacionales como el combate contra el crimen organizado y el terrorismo yihadista.

Sánchez también ha explicado los motivos que le han llevado a recuperar varios Ministerios eliminados con la crisis y la llegada del PP a Moncloa. Ha justificado el regreso de un departamento de Cultura porque esta rama representa una “fuente de riqueza intelectual” pero también por su potencial de creación de empleo.

El de Industria por ser una vieja reivindicación del sector y el de Transición Ecológica por la necesidad de compensar la falta de atención prestada por el Gobierno a la imperiosa tarea de construir un futuro sostenible y el de Ciencia.

Sánchez ha querido referirse también a la creación de la figura de un Comisionado contra la pobreza infantil que dependerá de Presidencia y que tendrá por objeto “extirpar” esta dura realidad en un país que crece al 3 por ciento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.