El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llegado a las 11.30 horas de este sábado al Palacio de la Moncloa procedente de Zarzuela, donde ha prometido el cargo ante el Rey y un ejemplar de la Constitución, en ausencia de los tradicionales símbolos religiosos como la Biblia y el crucifijo por primera vez en democracia.

Sánchez ha llegado a Moncloa acompañado de su jefe de gabinete en la Secretaría General del PSOE, Juan Manuel Serrano, han confirmado a Europa Press fuentes del Palacio de la Moncloa.

Allí le han recibido la secretaria general de Presidencia y la directora adjunta del gabinete de Presidencia, junto con algunos otros altos cargos que le han enseñado al nuevo presidente las instalaciones de La Moncloa, que abandonaron ayer el presidente censurado, Mariano Rajoy, y su equipo.

En circunstancias normales, el presidente del Gobierno solía convocar en Moncloa después de llegar de la Zarzuela para anunciar la composición de su Gobierno, que ya había tenido ocasión de comunicar al Rey.

Pero en esta ocasión, dado que se trata de una transición en el poder exprés, fruto de una moción de censura, el nuevo jefe del Ejecutivo se tomará unos días para conformar el Ejecutivo, aunque está previsto que lo anuncie a lo largo de esta semana.

Según fuentes del equipo más próximo de Sánchez, el presidente se centraba desde ayer en diseñar la estructura de su Ejecutivo, dado que éste será el primer decreto que deberá firmar, antes de nombrar a los ministros.

Sánchez deberá valorar si procede a introducir cambios en la actual estructura del Gobierno para un periodo de tiempo transitorio, ya que toda modificación supondrá un desembolso económico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.