Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado este viernes que “lo primero que tiene que hacer” el PP es “renovar su liderazgo, regenerarse y presentarse a la España conservadora que quiere ver dirigentes limpios y ejemplares” al frente del partido.

Sánchez se ha expresado así en respuesta al portavoz ‘popular’, Rafael Hernando, que ha hecho una encendida defensa de su partido y de su presidente que le ha valido un larguísimo aplauso de sus diputados, puestos en pie en el Hemiciclo.

Sus palabras han propiciado que Sánchez haya vuelto a insistir en que, a su modo de ver, “el PP no es un partido corrupto”, aun admitiendo que eso “no es una opinión homogénea y común” en el PSOE.

Sánchez ha dicho tener claro que “hay militantes del PP, diputados, concejales, personas que desempeñan su tarea y trabajan por el modelo de sociedad que defiende su ideología de manera honesta y limpia”. Sin embargo, también considera “evidente” que “la dirigencia del PP ha consentido o convivido con la corrupción”.

También ha coincidido con Hernando en que el PP es un partido “enormemente importante para el sistema político español”, así que, ahora que el PP va a pasar a la oposición, ha opinado que el PP tiene ahora por delante una “tarea difícil y ardua”.

El líder socialista ha pronunciado estas palabras antes de que llegase al Hemiciclo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que solo ha acudido al final de la sesión para pronunciar unas breves palabras de despedida. Pedro Sánchez ha vuelto a desear a Rajoy “lo mejor en lo personal” y le ha adelantado su “respeto político” como expresidente del Gobierno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.