La delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, ha asegurado, tras la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno, que le “horroriza exportar a España el pacto que hay en Baleares” formado por PSIB y MÉS per Mallorca en el Govern y por Podemos y MÉS per Menorca apoyando desde fuera del Ejecutivo autonómico.

Ante los medios de comunicación, Salom se ha expresado así en referencia al apoyo obtenido por Sánchez este viernes durante la votación de la moción de censura al ya ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Según ha dicho, “es un día triste para España, para esta gran nación” porque, para ser presidente, “Sánchez está dispuesto a pactar con cualquiera”. “Está dispuesto a pactar con partidos que están en contra de España y que defienden la independencia de ciertas comunidades y están muy cerca del todo el mundo terrorista, como es Bildu”, ha remarcado.

Salom considera que esto “va a costar caro a los mallorquines y a los españoles” ya que es una decisión tomada de “manera precipitada” que considera que tendrá repercusiones económicas”.

Así, ha dicho que le duele y le preocupa porque Rajoy “cogió una España con una grave crisis económica” y fue capaz de “remontar la situación”.

“Para esto se requería estabilidad y, con 20 partidos que vayan estar conformando el apoyo parlamentario a Sánchez o no, se crea incertidumbre”, ha dicho la delegada del Gobierno.

Respecto a su futuro en la Delegación, ha dicho que lo que le pase a ella “es lo de menos” y que “lo importante” es qué pasará “en Baleares y en España”. “Estoy muy preocupada por lo que se nos viene encima a nivel nacional”, ha añadido.

Sobre los recursos que interpuso a distintas ayudas a la rotulación en catalán en dos municipios de Mallorca, Salom ha dicho que su sustituto tendrá que defender la legalidad. “No será responsabilidad mía, yo he intentado trabajar por mi tierra defendiendo la ley”, ha remarcado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.