Foto: REUTERS

El Tesoro Público volverá esta semana a los mercados con la realización de la primera emisión bajo el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, en la que ofrecerá a los inversores deuda a largo plazo y con la que dará inicio a las emisiones de deuda del mes de junio.

De esta forma, el organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad celebrará la primera subasta bajo el Gobierno de Pedro Sánchez, tras la victoria de su moción de censura contra Mariano Rajoy el pasado viernes.

Tras una semana convulsa en los mercados por la inestabilidad política en Italia, el acuerdo entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga para formar Gobierno en Italia tranquilizó a los inversores, lo que relajó las primas de riesgos periféricas. En España la prima de riesgo se relajó hasta en entorno de los 105 puntos básicos y el Ibex se anotó una subida del 1,76%, ajenos a la caída del Gobierno de Mariano Rajoy y la llegada de Pedro Sánchez, aunque el selectivo retrocedió un 2% semanal.

En concreto, el Tesoro ofrecerá bonos a 3 años, con cupón del 0,05%; bonos a 5 años, con cupón del 0,35%; bonos a 5 años indexados a la inflación, con cupón del 0,15%, y obligaciones a 10 años, con cupón del 1,40%.

Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia en los bonos a 3 años es el tipo marginal del -0,138% de la subasta del pasado 3 de mayo; en los bonos a 5 años el tipo del 0,461% del 17 de mayo; y en los bonos a 5 años indexados a la inflación la referencia más próxima es el -1,166 de la puja del pasado 7 de diciembre del año pasado, aunque en ese caso el cupón era del 0,30%.

Por su parte, en las obligaciones a 10 años la referencia es el 1,382% de la subasta celebrada el pasado 17 de mayo.

Los resultados de las subastas celebradas en lo que va de año demuestran que los mercados siguen confiando en la deuda pública española, que pudo sortear el impacto del desafío independentista en Cataluña y que a partir del jueves se podrá comprobar en las subastas cómo se recibe la conformación del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

En la última subasta deb-5 deuda del pasado 22 de mayo el Tesoro captó 1.950 millones de euros en letras a tres y nueve meses y hizo a tipos menos negativos en ambas referencias. La última puja de deuda a largo plazo, celebrada el 17 de mayo, se saldó con una colocación de 4.355,91 millones de euros, ofreciendo a los inversores un tipo de interés más alto en los bonos a 5 años y en las obligaciones a 10 años.

MÁS DEL 40% EMITIDO DE LO PREVISTO PARA 2018

Hasta el pasado 10 de mayo el Tesoro realizó una emisión bruta de 89.300 millones de euros hasta mayo, lo que representa el 41,5% de la previsión de 215.327 millones de euros del programa de emisiones a para el conjunto del ejercicio 2017.

De estos, 60.700 millones (46,2%) se corresponden a la emisión a medio y largo lazo previsto y 28.600 millones (34,1%) a letras del Tesoro, según los datos recogidos por Europa Press del organismo.

Por su parte, la vida media de la deuda en circulación alcanza los 7,58 años, según los últimos datos de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera. Esto supone un incremento respecto a los 7,13 años en los que cerró 2017 o los 6,81 años en los que se situó en 2016.

De su lado, el coste del stock emitido o saldo vivo es del 2,50%, mientras que el coste a la emisión que equivale a lo emitido en el año asciende un 0,92%.

Tras la primera subasta de marzo del jueves, el Tesoro completará el calendario de este mes con una puja de letras a 6 y 12 meses el martes día 12, otra de letras a 3 y 9 meses el martes 19 y una última de bonos y obligaciones el día 21.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.