De poco parecen haber servido las campañas promovidas desde la Administración y desde algunas entidades privadas para concienciar a la ciudadanía de la importancia de evitar dejar residuos en las playas durante la ‘Nit de Sant Joan’ porque esta madrugada había que hablar de auténticas “playas de basura”

Al menos, y como ha comprobado un equipo de Crónica Balear, en Palma.

La playa de Can Pere Antoni (donde se han grabado las imágenes que acompañan este texto sobre las 6:30 horas) ha amanecido cubierta de un manto de basura: bolsas, platos, cubiertos, latas, botellas, sillas, parrillas… Además, y como hemos comprobado, a esas horas todavía quedaban hogueras encendidas.

Diversas personas que aprovechaban las primeras luces del día para dar un paseo frente al mar, hacer ejercicio o pasear junto a sus mascotas, y a quienes hemos preguntado al respecto, han calificado lo que veían de “lamentable. Una vergüenza”.

Una mujer, por ejemplo, ha asegurado sentirse sorprendida por la cantidad de basura que había en la playa:”Criticamos lo que hacen los extranjeros cuando llegan a Mallorca pero nosotros, que somos los que vivimos aquí y deberíamos predicar con el ejemplo, somos iguales”.

Un hombre que paseaba junto a su perro apenas ha podido disimular su indignación y se preguntaba acerca de “cuántas de las personas que han acudido aquí esta noche y han dejado su basura deben ser ‘defensores a ultranza’ del Medio Ambiente y de la naturaleza. Y seguro, además, que luego son los primeros en armarla a través de las redes sociales cuando ven algo similar en otros lugares”.

Crónica Balear se ha desplazado también hasta la Playa de Palma aunque, en este caso, las tareas de limpieza -a la misma hora- habían avanzado mucho más, puesto que los tractores que se encargan de esa tarea tienen acceso a la playa, cosa que no ocurre en Can Pere Antoni.

En años anteriores se han llegado a recoger en Palma hasta 40 toneladas de basura en una noche como la de hoy (unas 25 veces más que la media diaria) pero este año se confiaba en que la gradual toma de conciencia por amplios sectores de la sociedad de los graves problemas medioambientales derivados de este tipo de comportamientos (y en especial con el tema de los plásticos), serviría para paliar en gran medida lo ocurrido en años anteriores.

Y ahí quedan una imágenes que, en todo caso, deberían avergonzar a quienes han colaborado, con sus actos, a que hoy podamos hablar de “playas de basura”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.