EP

Màxim Huerta ha manifestado este miércoles durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su dimisión del cargo de ministro de Cultura y Deporte que está “convencido” de su “inocencia” y ha afirmado que se va “con la misma humildad” con la que llegó al Gobierno hace siete días.

Tal y como ha señalado ante los medios en una comparecencia que ha tenido lugar en la sede del Ministerio, lo que se ha buscado con las acusaciones sobre su condena por fraude fiscal ha sido “minar el proyecto de regeneración y transparencia” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, algo que, según ha destacado, no va a permitir.

Huerta ha indicado que las informaciones publicadas este miércoles en ‘El confidencial’ hacen referencia no a una condena por fraude, sino a una multa, algo que lamenta porque cree que la sociedad vive “ahogada en el ruido y en la desinformación”.

Huerta, tal y como ha señalado a primera hora de la jornada, ha reiterado que está “al corriente e sus obligaciones fiscales”, después de haber sido aconsejado “como tantos creadores o presentadores”.

Además, ha señalado que su nombramiento, que se conoció hace apenas una semana, ha sido calificado de “extravagante”, al tiempo que ha manifestado ser “consciente” de que haber sido “blanco de las críticas” por haber trabajado en “un medio que todos ven y que todos demonizan”.

Huerta ha indicado que asumió este cargo consciente de que aceptaba “el compromiso más importante” de su carrera, de su “vida personal” y de sus “proyectos de futuro”, “ilusionado y convencido” de que podía servir a su país y a su cultura.

“Llegué a este Ministerio hace una semana ilusionado pero sobre todo consciente de todo el trabajo que este país tiene por delante para recuperar y dar brillo a la mayor riqueza que tenemos: la cultural”, ha manifestado Huerta, quien sin embargo no ha hecho referencia al deporte durante sus palabras.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.