Más de 1.000 empleados de Correos en Baleares están llamados este jueves a secundar un parón de dos horas por turno convocado por CCOO, UGT, CSIF y el Sindicato Libre en el conjunto del Estado «contra el recorte presupuestario y el desbloqueo de la negociación del convenio colectivo y acuerdo marco».

Según ha informado UGT Baleares en un comunicado, han pedido al
nuevo Gobierno medidas «inmediatas» que acaben con el «ataque sistemático a Correos» al haber sufrido un ajuste de su financiación «sin precedentes de 180 millones de euros en 2017 y 2018» y arrastrar un «déficit histórico de 225 millones de euros».

«Estos recortes han provocado el desmantelamiento de Correos y la implantación de la precarización. Desde 2008 se han perdido unos 200 puestos de trabajo en Baleares de un total de 15.000 en el conjunto del Estado, y si continúa la infradotación de recursos se podrían perder a medio plazo unos 250 empleos en el archipiélago y 30.000 en todo el ámbito estatal», ha señalado UGT.

Según indica el sindicato, la falta de financiación ha provocado que el 35 por ciento del empleo sea temporal y que haya un 22 por ciento de contratación parcial con contratos de un día, y cuatro, ocho y 16 horas a la semana.

Asimismo, aseguran que «existen carencias claras en la prestación del servicio público postal a la ciudadanía en algunos distritos de Palma, y en municipios y pueblos como S’Arracó, Es Capdellà, Santa Eugenia y Playas de Muro. También se han reducido el tiempo de atención horaria en Valldemossa, Porreres, y Sant Joan y Sant Miquel en Ibiza».

Por todo ello, UGT pide que se garantice una plantilla suficiente no sometida a la precariedad, con tasas de reposición por encima del 100% que permitan recuperar empleo, y un nuevo convenio colectivo con incrementos salariales similares a los de los empleados públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.