MOTOGP.COM

El piloto español de Moto3 Jorge Martín (Honda) ha asegurado que este ha sido “el mejor fin de semana” de su vida, después de lograr la pole e imponerse en la carrera de este domingo en el Gran Premio de Italia, y ha afirmado que “después de los ceros” en Jerez y Le Mans era importante volver a puntuar.

“Siempre que subo al podio es victoria; el año pasado no hacía ni una y este año me llevo todas. Estoy más cerca de Bezzecchi, a sólo tres puntitos. Ha sido el mejor fin de semana de mi vida, incluido Valencia el año pasado, que he liderado todo lo que se podía liderar”, señaló en declaraciones a Movistar MotoGP tras la cita.

El madrileño desarrolló su estrategia en Mugello, donde logró el tercer triunfo del curso. “La primera estrategia era intentar irme solo, pero en esta pista ocho décimas te las recuperan muy fácil. Había que dar en la primera vuelta un segundo y medio, que era muy complicado con estos dos pilotos, que eran muy rápidos. Una vez que me han pillado, traté de gestionar la distancia con los de atrás”, indicó.

En este sentido, se mostró especialmente preocupado con el líder del Mundial, el italiano Marco Bezzecchi (KTM). “Sabía que Bezzecchi era rápido en la recta. Mi objetivo era que siempre estuviera tercero y salir primero en la última curva”, manifestó.

“Cuando he visto que Bezzecchi se estaba quedando he tratado de tirar más para tener segundo a ‘Diggia’, porque si hacía bien la última curva podía ganar; veía que la recta nuestra moto era muy igual y podía pasarme, pero he hecho la última curva un pelín mejor, he conseguido dar gas un pelín antes y he conseguido ganar después de los ceros. Estoy ya pensando en Montmeló, una pista muy positiva para mí donde el año pasado fui muy rápido. Hay que ver las KTM, que corren mucho, y cómo gestionar la carrera allí”, explicó.

Además, el de San Sebastián de los Reyes reconoció que tenía una idea clara y que se reservó para ello. “Siempre algo se guarda, es como Canet cuando pasó lo de Catar. Yo hacía el último sector muy rápido todo el fin de semana, pero en la última curva iba gestionando goma, iba muy mal de izquierdas. He intentado gestionar para el la última vuelta abrir bien el gas y que no me adelantasen en la recta”, subrayó.

Por último, bromeó con sus incidentes en carrera, como la rotura de su cúpula por el impacto de una piedra o la salvada de atropello de una liebre. “Me ha pasado de todo. Cuando se me ha roto la cúpula no tenía tan clara la estrategia de ir primero; la moto algo perdía. La liebre ha sido un susto muy grande, he conseguido esquivarla y no sé cómo; no me lo esperaba y he perdido un poco el ritmo. Todo ha salido bien y estoy muy contento”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.