Repsol Honda

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) explicó que no entendió su caída este domingo en el Gran Premio de Italia, ya que “no estaba forzando”, pero resaltó la ventaja aún de 23 puntos en el liderato del Mundial, después de una carrera que demostró que “las cosas están muy ajustadas”.

“Nos ha costado sentirnos completamente cómodos con las características de estos neumáticos durante todo el fin de semana, pero hoy no estaba sufriendo tanto. En cambio, de forma bastante inesperada -porque no estaba forzando-, he perdido la adherencia del delantero y me he caído, aunque casi la salvo”, afirmó en declaraciones facilitadas por su equipo.

El de Cervera se fue al suelo en Mugello y cruzó la línea de meta decimosexto, pero mantiene su condición de líder tras una carrera que se apuntó Jorge Lorenzo, la primera victoria del balear con Ducati. “Cuando he vuelto a carrera, nuestro ritmo no era tan malo, aunque la moto estaba un poco dañada. Todavía tenemos 23 puntos de ventaja en la clasificación y esto también es muy positivo. El año pasado, a estas alturas estábamos 37 puntos por detrás”, indicó.

“El resultado de hoy demuestra lo que digo desde hace tiempo, que este año las cosas están muy ajustadas, la temporada es muy larga y puede pasar cualquier cosa. Dicho esto, seguiremos trabajando como de costumbre y en Barcelona, donde tendremos los neumáticos de siempre, intentaremos volver más fuertes”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.