La Fiscalía Anticorrupción ha ordenado este martes una macrooperación policial para practicar 142 detenciones, la mayoría ciudadanos armenios, y 73 registros relacionados con las “poderosas estructuras” dominadas por los llamados ‘ladrones en ley’ de la mafia asentada en España, principalmente en Cataluña, Madrid y Valencia, pero también en otros países europeos.

La operación de la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra está coordinada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Terrassa, y tiene su origen en la investigación iniciada por el doble crimen en esta ciudad de Barcelona de dos miembros de la organización criminal el 4 de enero de 2016. En esa fase anterior, este mismo Juzgado ordenó la desarticulación de una de las organizaciones mafiosas de origen georgiano más antiguas y arraigadas en España.

Según un comunicado de la Fiscalía, la investigación de este martes ha tenido por objeto la averiguación y el descubrimiento de delitos de organización criminal, contra el patrimonio, blanqueo de capitales, contrabando de tabaco, tráfico de estupefacientes, corrupción entre particulares, extorsión, amenazas y coacciones, tentativa de asesinato y lesiones, receptación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y falsedad en documentos oficiales y mercantil.

Los ‘ladrones en ley’ que lideraban la organización “controlaban y supervisaban actividades criminales hasta ahora desconocidas por la policía, con ámbito en todos los países de la Unión Europea”, según ha especificado Anticorrupción. Estos capos gobiernan uno o más territorios, que pueden coincidir o no con las fronteras políticas establecidas. El reparto de dichos territorios y de las especialidades delictivas se adoptan en las llamadas ‘skhodkas’, donde se deciden las líneas estratégicas y se “coronan” a los nuevos jefes.

Anticorrupción ha detallado el funcionamiento interno de estas organizaciones que manejan, custodian y blanquean grandes sumas de dinero almacenado en las ‘obschak’ o caja común, que gestiona un ‘ladrón de ley’. Los integrantes deben contribuir con un porcentaje de los beneficios obtenidos de sus actividades criminales, además de realizar aportaciones periódicas. Las investigaciones policiales han acreditado que luego el dinero se revierte en parte a una ‘obschak’ o caja común global.

Por parte de la Policía Nacional se ha contado con la participación del Grupo II de Organizaciones Criminales Transnacionales (OCT), de la Brigada Central de Delincuencia Especializada, Unidad Central de Drogas y Contra el Crimen Organizado, de la Comisaría General de Policía Judicial; la UDEF de Barcelona y el Servicio de Control de Juegos de Azar.

En cuanto a los Mossos, han sido movilizados la Unidad Central de Organizaciones Criminales y el Área Central de Delitos Económicos de la Comisaría General de Investigación Criminal. El Juzgado de instrucción número 2 de Terrassa ha ordenado 73 registros en las ciudades de Barcelona, Valencia, Alicante, Madrid y Albacete, acordando el bloqueo de numerosas cuentas corrientes y diferentes muebles e inmuebles.

Dicho Juzgado ha investigado el entramado ramificado por España, principalmente en Cataluña, donde llevaron a cabo robos continuados en domicilios con violencia, entre otras modalidades delictivas.

Extremadamente violentos, los investigadores siguieron los pasos de la organización criminal cuando hallaron en 2016 los cuerpos sin vida de Gela Garisvili y Gozha Kakalashvili, dos de los principales miembros de la mafia georgiana. Se trataba de dos individuos buscados por la Policía española desde que en 2010 se les relacionó con el asesinato en Francia del ‘ladrón de ley’ Vladimir Dzhemalovich, alias ‘Janashia’.

Fuentes de la investigación han explicado a Europa Press que aquel asesinato en Francia desencadenó una guerra interna entre los dos grandes clanes de la mafia georgiana, la encabezada por ‘Janashia’, al frente del clan conocido como el de los Kutaisi, y el liderado por Kakhaber Sushanashvili, líder de los Tblisi y que fue detenido y juzgado en España.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.