Los hoteles de Baleares registraron 7,46 millones de pernoctaciones el pasado mayo, un 0,51 por ciento más que en el mismo mes de 2017 -cuando hubo 7,42 millones-, según los datos sobre coyuntura turística hotelera difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En las Islas, las pernoctaciones de residentes en España suponieron un 6,1 por ciento del total nacional; mientras que en las estancias de no residentes en el país, Baleares aglutinó el 30,3 por ciento del total, la cifra más alta del país.

Además, Baleares registró el segundo mayor grado de ocupación por plazas, al presentar en mayo una ocupación del 68 por ciento, únicamente por detrás de Canarias (70,1 por ciento). El numero de plazas estimadas alcanzó las 345.651 y el personal empleado se situó en los 53.536 empleados.

En cuanto al número de viajeros, en el quinto mes del año llegaron 1.368.174 personas al archipiélago balear, de los cuales 159.571 eran residentes de España y 1,2 millones del extranjero.

En el conjunto de Baleares la estancia media de los turistas fue de 5,45 días, ligeramente inferior que en el mismo periodo del año anterior cuando la cifra fue de 5,56 días.

En Mallorca el grado de ocupación por plazas alcanzó el 69,76 por ciento, mientras que la ocupación por habitaciones se situó en el 75,12 por ciento. La estancia media fue de 5,65 días y el personal total empleados superó los 40.000 trabajadores.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los hoteles españoles registraron 31,9 millones de pernoctaciones el pasado mes de mayo, lo que supone un 1,6 por ciento más que en el mismo mes de 2017.

Si se dividen las pernoctaciones de viajeros entre residentes y no residentes, las de los primeros aumentaron un 1,8 por ciento y las de los segundos mejoraron en un 1,6 por ciento. Durante los cinco primeros meses de 2018 las pernoctaciones aumentaron un 0,1 por ciento respecto al mismo periodo del mes anterior.

Según Estadística, la estancia media se situó en el quinto mes del año en 3,2 noches por viajero, una cifra similar (-0,01 por ciento) que mayo de 2017.

En el quinto mes del año se cubrieron el 58,4 por ciento de las plazas ofertadas, con un aumento anual del 0,5 por ciento. El grado de ocupación por plazas en fin de semana baja un 1,6 por ciento y se situó en el 64,6 por ciento.

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el 1,2 por ciento en mayo, 2,1 puntos más que la del mes anterior y 6,1 puntos por debajo de la registrada hace un año.

La facturación media por habitación ocupada (ADR) fue de 80,9 euros, un 1,5 por ciento más en comparación con mayo de 2017. Por otro lado, el ingreso por habitación disponible (RevPar), condicionado a la ocupación registrada, alcanzó los 53,3 euros, con un incremento interanual del 1,3 por ciento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.