MOTOGP.COM

El piloto español Jorge Lorenzo (Ducati), tras ganar este domingo el Gran Premio de Catalunya de MotoGP y firmar así su segundo triunfo consecutivo tras el de Mugello, ha asegurado que no se tiene que rendir sino “seguir insistiendo” en mejorar la moto y buscar triunfos que le acerquen a un Mundial que todavía ve lejos.

“Ha sido una carrera dura, una mala salida pero he demostrado que puedo ganar también no estando primero en las primeras curvas. Pero estoy muy contento porque ganar dos carreras con Ducati era impensable, no nos tenemos que rendir y hay que seguir insistiendo”, aseguró a los medios tras su victoria en el circuito de Montmeló.

Pese a que la “mala noticia” es que sigue estando “muy lejos” de Marc Márquez, que ha reforzado su liderato mundialista, por otro lado sí ve positivo que queden muchas carreras por delante. “Antes de Mugello era imposible, ahora es muy difícil pero tenemos nuestras opciones. La moto ahora es competitiva, la que más desde que estoy en Ducati. Lo bueno es que no tenemos presión ni nada que perder”, aseguró.

Lorenzo superó en una carrera plácida pero no perfecta al que será su nuevo compañero en el Repsol Honda el año que viene, Marc Márquez, y a quien fuera su compañero en Yamaha, Valentino Rossi. “Marc no se rindió. Cuando Dovi se cayó tiré más fuerte, pero Marc estaba ahí y en alguna vuelta recuperaba décimas. Una carrera complicada”, apreció.

“Mantengo que Marc y yo podemos marcar las diferencias cuando estamos bien. Ahora se ha hecho más evidente. Hay piloto buenísimos, pero con diferentes estilos Marc y yo marcamos diferencias cuando estamos bien”, comentó sobre el momento actual que están teniendo tanto él como su futuro compañero.

“NO SE HAN ACABADO LOS CIRCUITOS FAVORABLES”

El mallorquín, tras ganar en Mugello y Montmeló, confía en tener en Brno o Sachsenring más circuitos favorables. “Se puede ganar en otros circuitos no tan favorables. Hoy, en un circuito favorable, si no hubiera empujado al fondo hasta el final… Márquez me hubiera cogido, porque ha estado hasta el final. Pero no se han acabado los circuitos favorables para nosotros”, señaló.

Además, ganar con Ducati le deja contento pero sobretodo le hace ser optimista pensar en que vestirá los colores de HRC en 2019 y 2020. “Lo que he aprendido en estos años es que no puedes cambiar el pasado. Hace unos días estaba triste de dejar un gran equipo y familia como Ducati, tenía el sueño de ganar un Mundial con Ducati y de momento está difícil, y es triste. Pero el futuro parece brillante y tendré una gran moto”, auguró.

Sobre su moto actual, cree que esta ‘Desmosedici’ es la mejor que ha tenido nunca. “La Ducati tiene cada vez más puntos fuertes, tiene estabilidad frenando, agarre con calor… Hemos mejorado el paso por curva aunque no tenemos el que tiene Honda o probablemente la Yamaha”, celebró Lorenzo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.