El partido vecinal Llibertat Llucmajor ha acusado al alcalde de Llucmajor, el socialista Gori Estarellas de “censurar” la intervención vecinal en la sala de Plenos del consistorio, “dejando muerta toda posibilidad de participación ciudadana”.

Según explica la formación, una de sus afiliadas, Caty Vidal, “hacía una serie de preguntas referidas a temas sobre los que debe existir información pública (recortes, faltas de respeto de regidores y promesas incumplidas del pacto de gobierno) y al área de asuntos sociales del consistorio (falta de fondos en la residencia y reiterar la reunión solicitada hace cinco meses con la regidora)”.

Sin embargo, Llibertat Llucmajor asegura que el alcalde, “tras interrumpir por dos veces la intervención de su afiliada, acabó por elevar el tono hasta gritar: !Aquí el que corta soy yo!”.

Un proceder que demuestra “el autorismo que está tomando el ayuntamiento de Llucmajor desde la entrada del señor Estarellas en la alcaldía”, dicen desde Llibertat Llucmajor.

La formación asegura que el alcalde avisó a la policía para que se llevaran al a vecina quien le recordó que tenía derecho a una intervención de tres minutos acorde al Reglamento de Participación Ciudadana y que estaba coartando su derecho a ejercer la libertad de expresión.

“El Alcalde”, señalan, “acumula desde su llegada ya dos escándalos por injurias en medios de comunicación y por los que aún no se ha disculpado públicamente. El primero de esos escándalos fue tachar a un vecino, en una radio, de sufrir un problema de salud mental por reclamar el pago de becas de libros que se prometieron en 2015. El segundo, por atacar la vida personal y de su familia del presidente de Llibertat Llucmajor, Alexandro Gaffar, en un medio de comunicación digital”.

Por ello, Llibertat Llucmajor considera que es necesario que el alcalde dimita “ante su falta de compromiso con la democracia y el incumplimiento del reglamento. De hecho, antes de que nuestra compañera interviniera, ya se oyeron voces señalando que habría censura si se preguntaba por los recortes y las faltas de respeto del Alcalde. Lo sucedido ayer solo confirma el problema que sufre Llucmajor, con un Alcalde que se cree superior a sus vecinos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.