ONG han celebrado la noticia sobre el Real Decreto que el Gobierno aprobará en seis semanas para recuperar la universalidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y eliminar así el Real Decreto 16/2012, aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, porque consideran que así se dejará de “excluir” a los migrantes en situación irregular y se avanzará hacia una sociedad que “no deje a nadie atrás”.

La portavoz de Red Acoge, Emma Garrido, ha aplaudido esta “buena noticia” porque supondrá, según ha indicado en declaraciones a Europa Press, no solo que los migrantes en situación irregular “vuelvan a tener acceso al médico” sino también “que puedan comprar medicamentos”. Además, ha puesto de relieve que esto les dará un motivo más para empadronarse.

El Real Decreto 16/2012, aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, sólo garantizaba y se hacía cargo, en el caso de los migrantes en situación irregular, de la asistencia de urgencia, por enfermedad o accidente, la atención por enfermedades transmisibles, en el embarazo, parto y postparto y la asistencia sanitaria completa si son menores de 18 años.

“Nos alegra que volvamos a tener una sociedad en la que no se deje a nadie detrás”, ha destacado la portavoz de Red Acoge, al tiempo que ha mostrado su reconocimiento a “las personas que han fallecido o visto agravada su salud por culpa del Real Decreto, como enfermos crónicos”.

También consideran positivo este paso desde SOS Racismo, aunque añaden que esta medida debe ir acompañada de otras para conseguir un cambio “efectivo” en la política migratoria.

Entre otras, la portavoz de SOS Racismo, Paula Guerra, ha propuesto que “puedan renovar sus papeles, homologar titulaciones, que no sufran paradas racistas” o “no tengan que ir a parar a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) únicamente por estar en situación de irregularidad administrativa”.

Recuperar la sanidad pública universal era, precisamente, una de las diez propuestas políticas urgentes que Cáritas Española hizo a los partidos políticos de cara a las últimas elecciones generales. Por ello, asegura que se trata de una “muy buena noticia” sobre todo para los migrantes en situación de mayor vulnerabilidad.

“El Real Decreto 16/2012 tuvo un impacto enorme sobre la vida de las personas, en términos de sufrimiento”, ha indicado a Europa Press la responsable de Incidencia de Cáritas Española, Ana Abril. Además, señala que el motivo de eficiencia económica que se argumentó para aprobar aquel Real Decreto era “muy cuestionable”. “Ni siquiera ha habido cifras que demostraran que el sistema no era sostenible”, ha añadido.

A su juicio, con este nuevo Real Decreto se avanza hacia una sociedad “que no excluya” a ningún ciudadano a la hora de acceder a sus derechos, que no los clasifique en “ciudadanos de primera, de segunda y de tercera”. Ahora, espera que la medida se concrete y, por ello, emplaza a todos a ver los requisitos que incluye y cómo se regula exactamente.

“DISPARÓ LA MORTALIDAD”

Médicos del Mundo ha calificado la decisión de “acertada” y ha celebrado que “tras seis años de denuncia constante y después de documentar cientos de casos de cáncer, enfermedades crónicas o transmisibles que habían quedado al margen del sistema, e incluso de embarazadas y menores de edad sin la debida atención, por fin se cierra una etapa injusta que disparó la mortalidad entre el colectivo de migrantes no regularizados”.

“La salud es un derecho humano inalienable, pero además de este punto de partida básico, la reforma del Real Decreto Ley 16/2012 es imprescindible por motivos de eficacia y eficiencia del sistema nacional de salud”, ha señalado el presidente de Médicos del Mundo España, José Félix Hoyo, tras hacerse pública la noticia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.