“Buenos días, antes de nada pedimos disculpas si las formas no han sido las adecuadas. Hoy nos hemos reunido con la dirección del hotel y la compañía de viajes, han tomado las medidas necesarias para solucionarlo y con eso eso estamos satisfechas. Gracias por el apoyo a todos”.

Con estas palabras, publicadas en Twitter, se disculpaban las dos chicas que hace unos días denunciaron estar viviendo una situación completamente “machista” en un hotel de Magaluf (Calvià).

Las dos jóvenes generaron una gran controversia al publicar en las redes una grabación en la que aseguraron que otros clientes del hotel no las dejaban en paz y que, al acudir a solicitar ayuda al vigilante de seguridad, este no solo les contestó que él no estaba para “cuidar a tres chicas” sino que las ofendió metiéndose con su manera de vestir.

“El vídeo es para avisar a la gente de a lo que se expone si viene aquí, para evitar que le pase a más gente”, aseguraron en otro tuit.

El Govern balear aplaudió la actitud de las jóvenes y animó a que denunciaran los hechos ante el Institut Balear de la Dona cosa que, al parecer no hicieron aunque sí fueron recibidas por la dirección del hotel a quienes explicaron lo ocurrido.

Los mensajes de apoyo que recibió la pareja fueron muchos pero también las críticas por la manera despectiva con la que hablan del vigilante de seguridad, “el segurata”, y  por generalizar su experiencia a toda Mallorca las y zonas turísticas de la isla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.