Los pasados días 14 y 15, la Policía Local llevó a cabo varias actuaciones en la Playa de Palma destinadas a hacer notar su presencia y controlar diversas conductas incívicas que se producen en la zona.

Un total de cuarenta agentes se desplegaron cada noche entre las 22:00 y las 2:00 horas en algunos de los puntos más conflictivos y procedieron a levantar 183 actas. Para ello, los agentes se dividieron en secciones que se centraron en diversos aspectos: botellón, desorden en establecimiento público, desobediencia, identificaciones, delitos contra la propiedad industrial…

Así, y para el caso del botellón, se procedieron a imponer 88 sanciones. Las multas, en estos casos, alcanzan los 1.500 euros siendo uno de los objetivos que los sancionados “adviertan a los que estén por llegar de que hacer botellón está prohibido y de que las sanciones, por saltarse esa prohibición, son muy elevadas” han explicado desde la Policía Local de Palma.

Igualmente, se han abierto 23 expedientes por desorden en establecimiento público; 5 por desobediencia; 1 por un delito contra la propiedad intelectual y se procedió a la identificación de 34 prostitutas nigerianas de las que dos resultaron finalmente detenidas: una por violar la ley de extranjería y otra por estar relacionada con una mafia de trata de seres humanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.