Las investigaciones practicadas tras el hallazgo de un cadáver en la habitación de un hotel de Llucmajor descartan el homicidio y apuntan a que se debió a un accidente.

Según ha podido saber Crónica Balear, las numerosas heridas que presentaba el cuerpo serían consecuencia de los roces producidos por algún tipo de caída y eso es lo que se investiga. De hecho, uno de los lugares inspeccionados por los agentes que trabajan en el caso es un pequeño terraplén ubicado tras el Hotel Bahamas, donde se hospedaba el fallecido.

Hay que recordar que el cadáver fue localizado en la tarde de ayer por el servicio de limpieza del hotel y que es el de un varón alemán de 56 años.

El cuerpo presentaba numerosas heridas y había abundantes manchas de sangre en la habitación. La investigación quedó en manos de la Guardia Civil y un médico forense se desplazó desde Palma para llevar a cabo una primera inspección.

Los investigadores no descartaron ninguna hipótesis, desde que la muerte fuera fruto de una agresión (de camino al hotel o  en la propia habitación) hasta un accidente, hipótesis esta que parece confirmarse, como se ha dicho, a raíz del tipo de heridas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.