El 62,6 por ciento de los negocios dedicados a la oferta complementaria de Menorca ha arrancado la temporada con perores datos de facturación que el año pasado, según se desprende de la encuesta hecha pública este lunes por la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Menorca (PIME Menorca).

Desde la patronal de las pymes menorquinas han destacado que el inicio de la temporada turística “sigue contenida a la espera de que durante los próximos días y semanas, coincidiendo con las fiestas de Sant Joan, se pueda experimentar un incremento generalizado en la actividad”.

De las empresas dedicadas a la oferta complementaria encuestadas, un 23,28 por ciento se ha mantenido en niveles de facturación similares a los de mayo de 2017, mientras que un 14,12 por ciento ha logrado aumentar sus ingresos.

El sondeo se realiza entre una muestra de más de 250 empresas de diferentes sectores como comercio, restauración, náutica, viviendas turísticas vacacionales, alquiler de vehículos y agroturismos.

PIME Menorca ha considerado que se han cumplido las previsiones de llegada de pasajeros, que ya auguraban hace unos meses un descenso de visitantes. “Las expectativas mínimas depositadas en este inicio de la temporada no se han visto cumplidas, ni de lejos, para muchas de las empresas de servicios turísticos”, han dicho.

Por sectores, destacan desde la patronal, “se observa un patrón demasiado similar en todas las actividades, algo que no resulta muy habitual y que demuestra que se trata de una situación que por desgracia es generalizada y que obedece a motivos transversales que afectan a todos los sectores”.

Desde PIME Menorca han denunciado que los visitantes “sufren en primera persona dificultades de movilidad y se traslada inmediatamente a las redes sociales y privadas, provocando un daño en la imagen del destino a las puertas de los meses de máxima actividad, julio y agosto”.

Las críticas en este sentido se centran en la carretera Me-1, donde se producen ahora cortes parciales que no se han realizado en los meses de invierno, y en los accesos a las playas del sur de Ciutadella, donde el Consell de Menorca lleva dos años adoptando distintas medidas “y lo único que hace es trasladar los problemas de falta de aparcamiento de un lugar a otro, manteniéndose, eso sí, las retenciones que argumentan las mismas”.

La reputación del destino Menorca, han asegurado desde la patronal, “también ha empeorado, y mucho, como consecuencia de las propuestas y limitaciones al alquiler turístico. El mensaje que se ha lanzado, alentado en gran parte por las propias administraciones, es que se trata de la figura de alojamiento causante de toda clase de males y perjuicios de la Isla”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.