Las imprudencias de tráfico parecen no tener fin por muchas campañas que se lleven a cabo, o por muchos accidentes y fallecidos que se cobren las carreteras.

En realidad, siempre queda alguien que no entiende las responsabilidad que implica ponerse al volante o, simplemente, circular en un vehículo. Como es el caso.

El vídeo que acompaña esta noticia fue captado en la madrugada del domingo en el Paseo Marítimo de Palma, a la altura de la desviación hacia la calle Monseñor Palmer.

Un descapotable se encuentra detenido en el semáforo con un grupo de cuatro jóvenes a bordo.

Dos chicas bailan y se mueven de forma insinuante sobre el maletero trasero mientras el copiloto interactúa con los pasajeros del autobús del carril contiguo antes de sentarse y continuar grabando a las chicas que siguen a lo suyo.

El semáforo se pone en verde y el coche no se mueve mientras se oye el claxon de otros vehículos que se ven obligados a esperar a que el conductor decida continuar la marcha. Los ocupantes del vehículo llegan a ser insultados en ese momento por varios viandantes que pasan por el lugar y ven la escena, pero como “quien oye llover”.

Cuando el vehículo finalmente arranca y sigue la marcha, las dos jóvenes continúan sobre el maletero “perreando”, con el grave riesgo que ello implica mientras el coche hace un cambio de sentido y se aleja frente a la cámara que ha registrado toda la escena.

Una autentica “juerga al volante” que podría haber acabado en una tragedia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.