Foto: Reuters

El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha trasladado por carta al presidente de Rusia, Vladimir Putin, su voluntad para mantener “contactos del más alto nivel”, si bien por ahora ni Moscú ni Pyongyang se han pronunciado sobre una posible reunión entre los dos líderes.

Un asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, ha confirmado este lunes ante los medios el contenido del mensaje entregado el 14 de junio a Putin por el presidente del Parlamento norcoreano, Kim Yong Nam, según la agencia de noticias Sputnik. Este intercambio de visitas comenzó en mayo con el viaje a Pyongyang del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, había afirmado este mes que Putin ha invitado a Kim a visitar el país y que este viaje podría coincidir con un foro económico que tendrá lugar en septiembre en Vladivostok, en el extremo este del territorio ruso.

Moscú también se ha referido por boca de su viceministro de Exteriores, Igor Morgulov, sobre la posibilidad de levantar las sanciones impuestas a Corea del Norte y, aunque ha dejado claro que por el momento el Consejo de Seguridad de la ONU no examina esta posibilidad, sí ve factible “un alivio paulatino” si se dan avances “en la dirección correcta”.

Kim Jong Un se comprometió a dar pasos hacia la desnuclearización en la reunión mantenida el 12 de junio en Singapur con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que por su parte anunció la suspensión de las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur. La próxima ronda de estos ejercicios estaba programada para agosto.

Morgulov ha aplaudido esta decisión de Seúl y Washington, vista como “un paso en la dirección correcta”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.