Foto: Reuters

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha reitera este viernes su compromiso con la desnuclearización de la península de Corea durante su encuentro con el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA, Kim ha mostrado durante la reunión su deseo de que se ponga en marcha un “proceso por fases” para solucionar la situación, tal y como ha recogido la agencia surcoreana Yonhap.

Así, ha recalcado que “la voluntad de Corea del Norte a favor de la desnuclearización de la península sigue sin cambios, coherente e inamovible” y ha abogado por un diálogo “efectivo y constructivo”.

Las informaciones han surgido horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresara su confianza en que “en algún momento” conseguirá alcanzar un acuerdo con Kim para la “total desnuclearización” del país.

Kim y Lavrov han acordado además celebrar una cumbre bilateral este año, así como incrementar los intercambios y la cooperación entre Corea del Norte y Rusia, según la agencia británica de noticias Reuters.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso ha expresado el “apoyo total” de Moscú a “la postura y determinación de Corea del Norte respecto a su cumbre con Estados Unidos y a la desnuclearización de la península”, mostrando su deseo de que “tenga éxito”.

Las informaciones han surgido horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresara su confianza en que “en algún momento” conseguirá alcanzar un acuerdo con Kim para la “total desnuclearización” del país.

“Me gustaría conseguirlo en una reunión”, ha declarado en una breve entrevista concedida a Reuters a bordo del Air Force One en un viaje a Texas para recaudar fondos. “Pero algunas veces no es así cómo funcionan las cosas”, ha subrayado, indicando que podrían hacer falta dos o incluso tres reuniones.

“Lo conseguiremos en algún momento”, ha sostenido, afirmando que Kim “también quiere verlo” hecho, ya sea con “buenas maneras” o por “el camino difícil”. “Y seré muy feliz cuando ese día llegue, cuando podamos retirar las sanciones y tener buenas relaciones con toda la península coreana”, ha aseverado.

Trump ha explicado que su objetivo es la “total desnuclearización” del país, lo cual implica tanto el programa atómico en sí mismo como el de misiles balísticos. “Me gustaría que fuera en tan rápido como fuera posible”, ha dicho reconociendo sin embargo que técnicamente desmontar la maquinaría norcoreana podría llevar tiempo.

El presidente estadounidense ha mantenido viva así la posibilidad de encontrarse con Kim el 12 de junio en Singapur, a pesar de que la semana pasada canceló el cara a cara por el reciente intercambio de reproches entre los gobiernos estadounidense y norcoreano.

Las administraciones han continuado los contactos para hacer realidad dicha cita. El secretario de Estado, Mike Pompeo, se ha reunido entre el miércoles y el jueves en Nueva York con el emisario de Kim, Kim Yong Chol, para explorar las posibilidades de éxito.

“Estamos en la buena dirección”, ha dicho Pompeo en la rueda de prensa que ha ofrecido al término de sus reuniones con el representante norcoreano. No obstante, ha ratificado que “el camino no será directo”. “Esperamos, sinceramente, que Kim Jong Un comparta esta positiva visión sobre el futuro”, ha declarado.

El propio Trump ha avanzado a Reuters que espera la visita de Kim Yong Chol para el viernes con una carta del líder norcoreano dirigida al mandatario norteamericano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.