@324CAT

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha reivindicado este sábado a su partido como clave para lograr la república catalana y ha afirmado que ERC “tuvo que cargar con todo el trabajo y la responsabilidad a la espalda en julio –de 2017– para salvar el 1 de octubre”.

Lo ha dicho a través de una carta desde la cárcel de Estremera (Madrid) que ha leído el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián en la conferencia nacional del partido celebrada en L’Hospitalet de Llobregat, y Junqueras ha proclamado: “Alto y claro, ninguna lección de patriotismo, ninguna”.

“Ningún partido ha dado tanto para llegar hasta aquí, para llegar hasta la libertad. Ningún partido está pagando un precio tan alto. Y pese a ello, hemos tenido que aguantar infamias y acusaciones de todo tipo”, concluye Junqueras, cuyas palabras han recibido una fuerte ovación de la militancia.

En un momento en que el partido ha debatido intensamente si debe seguir apostando o no por la vía unilateral a la independencia, Junqueras ha reclamado a la militancia trabajar con más eficacia, más eficiencia y “menos ruido” si lo que de verdad quiere es la República catalana.

Ha explicado a los afiliados que “los encendidos debates sobre el camino que hay que seguir toman otro sentido cuando delante solo tienes hierro y rejas”, como es su caso en la cárcel, donde pasa 15 horas al día en una celda de pocos metros cuadrados, ha relatado.

“Nos llegan debates nominalistas que no nos dejan se sorprender”, ha lamentado el presidente de ERC, que ha pedido que el único debate se centre en cómo hay que construir una fuerza política que sea imbatible y doblegue a los que rechazan que los catalanes voten sobre su futuro político.

CONTRA LOS DISCURSOS EXCLUYENTES

También ha advertido a los militantes de que deben propagar un discurso inclusivo para sumar partidarios a la independencia y les ha avisado de las consecuencias de hacer lo contrario: “El discurso nacionalista excluyente es el camino más rápido para volver a ser una minoría ruidosa”.

Ha recordado que ERC representó durante muchos años a un independentismo “en minoría” en el Parlament, y ha exigido sensatez y trabajo para que esto no vuelva a ocurrir nunca sino todo los contrario, que el independentismo siga creciendo hasta lograr la república.

Junqueras también ha reivindicado al apoyo de ERC a la moción de censura que aupó a la Presidencia a Pedro Sánchez, y ha alegado que no podía hacer otra cosa que colaborar para echar al Gobierno del PP que “apaleó a nuestra gente” el día del referéndum del 1 de octubre.

CONTRA “EL FRENTISMO”

El republicano ha pedido que el partido siga trabajando para sumar a todos los ciudadanos que pueda en defensa de la república, y también que sea capaz de hablar “con todas las formaciones democráticas para tender puentes y para un diálogo sincero”.

“Quiero una ERC que no se deje atrapar por el frentismo que nos hace más pequeños y que divide al país. Hemos llegados más lejos que nunca y ahora lo que nos toca es trabajar” para lograr la cima, que a su juicio es conseguir una gran mayoría política y social a favor de la república.

En la sesión de apertura de la conferencia también han tenido protagonismo otros presos republicanos, los exconsellers Raül Romeva, Dolors Bassa y Carme Forcadell, que han hablado a través de cartas leídas por los consellers del Govern Chakir el Homrani, Alba Vergés y Ernest Maragall.

En la carta de Romeva –también en Estremera– leída por Maragall, el exconseller de Asuntos Exteriores cesado con el 155 ha pedido “abandonar cualquier confrontación entre identidades esencialistas para construir un proyecto libre y de carácter democrático”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.